El rascacielos: otro coloso en llamas

Es más que probable que el guion de esta película, firmado por el propio director, no ocupe más allá de un folio: “un ex agente del FBI, que perdió una pierna y ahora trabaja como asesor de seguridad en Hong Kong del rascacielos más alto del mundo, se enfrenta a una banda de malos muy malos para salvar a su familia mientras el edificio se va consumiendo en un espectacular incendio.

Entre medias, hay muchas explosiones, mucho fuego, tiroteos salvajes, brutales peleas a puñetazos y Dwayne Johnson dice algún que otro chiste malo para parecer gracioso. Al llegar a los cien minutos de metraje, la película se acaba”.

Literalmente, no hay nada más en un cansino y rutinario ejercicio de pirotecnia y destrucción (visual y sonoramente de primer nivel, eso sí) que viene a ser una versión 2.0 del clásico setentero El coloso en llamas, técnicamente mejorada y empeorada en lo demás, desde el susodicho e inexistente guion hasta un reparto demencial, con el peor Johnson en mucho tiempo y una señora muy operada que recuerda algo a Neve Campbell.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Scroll to top