Secciones
 HomePage
 Estrenos
 Especiales
 Recomendadas
 Reviews
 Actualidad
 Festivales
 Perras de Película
 Potros de Película
 Estrenos en video
 Estrenos en DVD
 Yo Actor
 Yo Director
 Staff
 Servicios
 Suscripción
 Contactate
 Downloads
 Wallpapers





Yo Director
Publicado el 26/08/2003

Damián Szifrón se siente un obsesivo

El director de "Los simuladores" debuta en la pantalla grande con "El fondo del mar", que se estrena este jueves


Damián Szifrón

Damián Szifrón, guionista y director de la exitosa serie televisiva "Los simuladores", estrenará el jueves próximo en salas porteñas su film "El fondo del mar", atractiva historia de obsesiones, celos y paranoia que protagonizan Daniel Hendler, Dolores Fonzi y Gustavo Garzón, y que posee la tensión y la intriga del thriller, aunque teñidas con el humor más delirante de la comedia. "Estoy muy contento con la película, mucho más que cuando la estaba haciendo", afirmó Szifrón, quien pese a la ansiedad por el inminente estreno de su ópera prima, ya piensa en filmar un nuevo largometraje, está por grabar un capítulo doble de despedida de "Los simuladores" y planea un especial de Navidad de la serie, que se emitiría por Telefé el 25 de diciembre.

En una entrevista que mantuvo con Télam, el realizador dijo que se siente un obsesivo de su trabajo y señaló que "El fondo del mar" es una película centrada en "un tipo que por estar obsesionado con una mujer no puede reaccionar ante las agresiones de la vida cotidiana, se encuentra completamente paralizado y no puede, por ejemplo, trabajar ni escribir". Se trata de Toledo, un estudiante de arquitectura de 25 años interpretado por Hendler, amante de las profundidades del mar y aficionado al buceo, quien vive obsesionado con su novia (Fonzi) y que, a partir de la certeza de una infidelidad, emprende una persecución alocada para descubrir quién es el hombre (Garzón) que le está moviendo el piso.

"Cuando le di vida a Toledo me basé en la observación genuina y honesta de lo que yo mismo estaba viviendo. Al igual que Toledo, yo tenía mucho miedo de perder a una chica, y estaba tan pendiente de lo que ella hacía o dejaba de hacer que me sentía paralizado en cuanto a la actividad creativa", reconoció Szifrón, de 27 años. "El personaje de Hendler -agregó- es extremadamente inseguro, alguien que está saliendo de una adolescencia medio tardía, con muchas ganas e ilusiones de hacer cosas, pero con una realidad que no se condice con las expectativas que él tenía de sí mismo para ese momento de la vida".

En cambio, "su enemigo es alguien dueño de una seguridad y una frialdad absolutas. Es su peor pesadilla, porque es muy reactivo e impulsivo mientras que él es todo lo contrario", dijo Szifrón, quien buscaba delinear "un enemigo interno y poco reconocible" sobre la base de la influencia de films como "El infierno", de Claude Chabrol, y "El", de Luis Buñuel. No obstante eso, la persecución que emprende Toledo durante toda una noche -y que tiene como referente a "Después de hora", una oscura comedia de Martin Scorsese que también transcurre en una sola noche- es además un viaje de transformación personal, un recorrido iniciático, del cual sale convertido en alguien mucho más seguro de sí mismo.

Para acentuar ese cambio, Szifrón reemplazó por otra una escena de un minuto que estaba incluida en la copia que presentó en el último Festival de Mar del Plata, donde ganó el premio a la mejor película iberoamericana, porque "dejaba preguntas sin respuestas y ahora marca de una manera más contundente algo que antes apenas se insinuaba".

Amante del cine estadounidense de los '80 -entre sus films preferidos están "E.T." y las sagas "Arma mortal", "Volver al futuro" e "Indiana Jones"-, Szifrón se propuso homenajear el tono de esa época con el tipo de historia que trata, su forma clásica de narrarla, una iluminación muy colorida sobre la base de luces de neón y un póster de promoción de dibujo hiperrealista. "Empecé a escribir el guión de 'El fondo del mar' bastante antes de que 'Los simuladores' cobraran la notoriedad que tienen actualmente, así que es una película que yo no sabía si alguna vez podría filmar", dijo el director, quien adelantó que el capítulo doble de despedida de esa exitosa serie "será increíble" y abordará el género del western.

Szifrón afirmó que "el cierre de 'Los simuladores' tendrá que ver con la génesis del grupo y cierta cosa relacionada con el pasado de ellos. Estoy haciendo esfuerzos inhumanos para llevarlo hacia el lado del western con una idea visual muy cercana al cine de Sergio Leone, algo que no será muy sencillo", añadió.

Para el cineasta, "hay un punto en común entre la película y la serie que es el cruce de la vida y el cine. Al igual que en la serie, el planteo dramático del filme es realista, pero tiene una solución relacionada con el mundo de la aventura, la acción y el género policial. Ahí empieza a irrumpir un poco la comedia, porque el cruce entre esos dos mundos -la realidad y la ficción- provoca risas".

"Es una comedia incómoda, en la que un personaje muy reprimido empieza a tener esporádicos estallidos de violencia y agresión, impensables para un joven tan tranquilo. Esa contradicción genera humor", agregó el realizador, que estudió en la Universidad del Cine de Buenos Aires, filmó cortos y trabajó en televisión antes de consumar su ópera prima.

"Muchos dicen que soy un obsesivo, y siento que lo soy, pero en el sentido de que me importa mucho cómo van a quedar las cosas. Opino y me meto mucho en todo, y eso parece ser un conflicto de personalidad en un país donde se acostumbra a trabajar con mucha liviandad y con muy poco rigor", finalizó.

Agencia Télam




© FOTOGRAMA.com