Secciones
 HomePage
 Estrenos
 Especiales
 Recomendadas
 Reviews
 Actualidad
 Festivales
 Perras de Película
 Potros de Película
 Estrenos en video
 Estrenos en DVD
 Yo Actor
 Yo Director
 Staff
 Servicios
 Suscripción
 Contactate
 Downloads
 Wallpapers





Yo Director
Publicado el 01/09/1999

La tercera realización de Amenábar

Se viene la tercera realización del nuevo enfant terrible del cine español, Alejandro Amenábar que en Febrero comienza "Los otros" con Nicole Kidman, luego de haber vendido a Tom Cruise "Ojos bien cerrados" -su segundo largo- para realizar un remake en inglés.

Alejandro Amenábar, de 27 años de edad, nacido en Chile pero afincado hace años en España, debutó con "Tesis", en el 95.

FOTOGRAMA: Qué hace Amenábar cuando no filma?

ALEJANDRO AMENABAR: Estoy componiendo la música para Nadie conoce a nadie, de Mateo Gil, lo que me tendrá ocupado hasta mediados de octubre. Aparte, estoy practicando inglés. No hay más.

F: Y además?

AA: Espero. Sólo queda esperar. Es una de las cualidades que definen a un director: la capacidad de esperar. Haces un guión. Esperas años hasta que se rueda. Luego ruedas, lo que implica estar siempre esperando. Primero, a que se pongan las luces. Ruedas el plano, y a esperar cuatro horas más a que se vuelva a preparar todo. Luego montas. Luego el sonido. Empaquetas la película y a esperar al estreno. Seguir esperando.

F: Le tiene miedo al fracaso...con tanta espera?

AA: Eso siempre se piensa cuando abordas un proyecto. No soy miedoso, soy prudente. Procuro no confiar demasiado en mí mismo, sino trabajar y estar preparado. Contemplar todos los posibles problemas. Pero todo el que empieza un proyecto, y más de esta envergadura, confía en que va a salir bien. Eso es lo bonito y lo triste del cine: que tantos sueños se pueden ver truncados. Puedes terminar haciendo algo que no funcione. Has podido dedicarle dos años de tu vida y al final no funciona. Sí existe la sensación de que se me puede ir de las manos. Pero eso lo siento desde que me llamó José Luis Cuerda. Por eso procuro que no se me escape nada.

F: Se dice que "The Matrix", una de las películas más futuristas de la temporada, empieza donde terminaba

AA: Hay ciertas películas que están coincidiendo con "Ojos bien cerrados". En su día la compararon con "The game", "Desafío total", y, en general, con los relatos de Philip K. Dick. Supongo que existe cierta obsesión por la simulación o la realidad virtual y por la conspiración. Son dos temas de final de siglo.

F: Cómo va a ser el próximo siglo?

AA: Nos queda por ver todo: los avances de la medicina -sobre todo en genética-, la capacidad del ser humano para crear mundos paralelos al nuestro, físicos o exclusivamente psíquicos o sensoriales. Esto va a ser clave. Sobre todo en su repercusión en la manera de ver cine o de contar historias. Se van a abrir las posibilidades de la interacción entre público y creador. Me refiero a que, si hasta ahora el cine ha sido bidimensional, cuando pase a una fase tridimensional el espectador tendrá la posibilidad de colocarse en el escenario y elegir desde qué punto de vista quiere que le cuenten la historia. Lo que no está en contra de la obra única del creador, que es, justamente, lo que se va a valorar: lo genuino.

F: Cuál es su mundo paralelo?

AA: Ahora son las historias que se me ocurren. Ésa es mi forma de evasión. Es como más me entretengo, como mejor empleo el tiempo. Pero hablando de mundos paralelos, y de realidad virtual. Creo que en el futuro se podrá experimentar de un modo muy real algo que en realidad no esté ocurriendo. El problema es que, teniendo en cuenta que sería una especie de droga sin efectos secundarios, el individuo puede decidir vivir constantemente una fantasía y no su realidad.

F: Un orgasmo continuo?

AA: Sí, permanente.

F: Te gustaría?

AA: Por supuesto que me gustaría. Sin embargo, ahora preferiero la realidad, lo que estoy viviendo. Ése es el gran dilema, porque tampoco lo he probado, no he vivido una experiencia virtual, porque no existe, la tecnología no ha avanzado lo suficiente. Pero, por supuesto, habrá que calcular los peligros que eso conlleva.

F: Qué opina del Dogma 95?

AA: Sólo he visto "Los idiotas". Me gustó mucho. El decálogo me parece interesante y punto. Me parece interesante que se haga una propuesta así, pero en el propio dogma hay contradicciones que el propio Lars von Trier reconocía. Creo que incluso tiene un punto de tomadura de pelo.

F: De donde saca las ideas... de la realidad, de leer diarios?

AA: Sí. De hecho, en el caso de Tesis había una noticia que tengo guardada todavía que me llamó mucho la atención. Y hace poco leí un artículo y pensé que podría ser una buena historia. En el caso de mi próxima película también hay referencias sacadas de periódicos. Pero encuentro ideas en cualquier sitio.




© FOTOGRAMA.com