Secciones
 HomePage
 Estrenos
 Especiales
 Recomendadas
 Reviews
 Actualidad
 Festivales
 Perras de Película
 Potros de Película
 Estrenos en video
 Estrenos en DVD
 Yo Actor
 Yo Director
 Staff
 Servicios
 Suscripción
 Contactate
 Downloads
 Wallpapers





Reviews
Publicado el 08/03/2001

El clásico de terror que inspiró los últimos 30 años del género

Reagan (Linda Blair), una chica pre adolescente, es dominada repentinamente y sin ninguna justificación por una fuerza sobrenatural que la lleva a maldecir, comportarse violentamente e incluso asesinar. Chris (Ellen Burstyn), su madre, busca ayuda primero en la medicina tradicional y cae por defecto en la Iglesia Católica. La psiquiatría no puede justificar el comportamiento de Reagan pero los rituales de exorcismo llevados a cabo por miembros de la Iglesia durante siglos pueden dar una respuesta efectiva al fenómeno.

El Padre Damien Karras (Jason Miller) se hará cargo del caso pese a su incredulidad sobre la existencia del mal. El personaje de Miller es vertebral en la historia ya que, a pesar de ser un novato en exorcismos, es un psicólogo con experiencia a quien la inconsistencia de su propia fe lo hace pendular entre culpas, dudas y falta de motivación para vivir. De frente a sus debilidades, Karras debe asistir al Padre Merrin (Max von Sydow), un misterioso y maduro hombre de la Iglesia que es "experto exorcista" y que entre sus actividades seglares se dedica a la arqueología, en especial las ruinas en territorios de Irak.

Precisamente con esas secuencias en el desierto abre el ahora mítico film dirigido por William Friedkin ("Conexión en Francia, "Vivir y morir en L.A.") en el año 1973. A la realización original le siguieron dos pésimas secuelas (otros cientos inspirados en ella) y esta versión con "escenas nunca vistas".

"El exorcista" (2000), incluye más metraje que la original, está remasterizada y tiene un extraordinario sonido digital a cargo de ILM. En esos 11 minutos añadidos se incorporan fotogramas que conforman el film, que según Friedkin, era el que Blatty tenía en mente. Hay más imágenes pseudo-subliminales del demonio (en la primera había 2, en esta hay unas 6 ó 7) se hace referencia al Ritalin (una droga polémica que causó estragos en la sociedad norteamericana de los años 70), Reagan tiene un comportamiento sexual aún más desprejuiciado, el eje moral está más latente en el personaje del Padre Karras, el film termina igual que la novela, con una conversación entre el teniente Kinderman (Lee J. Cobb) y el Reverendo Dyer (W. O'Malley), etcétera.

Friedkin, que venía de su estruendoso éxito en "Conexión en Francia", aceptó dirigir este film basado en un absoluto Best Seller de William Blatty. La historia, según el autor, ocurrió realmente en 1949 en Georgetown, Maryland; pero le tomó 20 años procesar el hecho, investigar el tema a raíz de otros sucesos extraños y volcarlo todo en un libro. En 1971 su novela vio la luz y llegó al número uno en ventas.

"El exorcista" fue un film que marcó un hito en el género del terror. Por primera vez se veía la lucha entre el bien y el mal tan abiertamente (estaba el antecedente de "El bebé de Rose Mary" de Polanski, pero en él no hay lucha entre fuerzas). Se vinculaban fragmentos históricos y lugares arqueológicos con una actividad demoníaca en un lugar moderno y urbano. Luego vino la estupenda "The Omen" (conocidamente erróneamente en español como "La profecia") que imponía el triunfo del mal sobre el bien. De ahí en adelante, las copias berretas de ambas películas se sucedieron hasta nuestros días, sólo tres ejemplos de ello son: "End of Days", "Stigmata" o "Lost Soul".

Por eso es imprescindible no sólo para el amante del género ver esta versión (que bien podría ser la madre de la criatura), en pantalla grande y con sonido digital; seguramente el placer será el mismo, aunque hayan pasado más de 25 años. Ese es un punto que caracteriza a los clásicos.

Un aspecto que no debe olvidarse es el contexto histórico en el que el film fue exhibido. El factor de asombro del espectador en el año 73 no estaba tan lastimado como hoy. Algunas escenas que para el público del año 2001 pueden ser motivo de carcajadas en ese momento no lo eran. Las actividades paranormales no estaban en el registro del hombre común y las asociaciones libres que hoy podrían realizarse en cualquier programa de TV, en esos años no tenían sentido.

Un buen ejemplo es el número 666; a principios de los 70 nadie invocaba su supuesto origen diabólico, ni siquiera como chiste. Hoy en día la cifra es un "lugar común", está asociado al número de la bestia salvaje (Satanás) presente en el sugestivo libro Apocalipsis de La Sagrada Biblia. Es curioso, pero por una cuestión de marketing o tal vez sólo casualidad, Friedkin mostró a Blatty la nueva versión de "El exorcista" en un edificio de la Quinta avenida (NY), ubicado en el número 666.

Al menos hoy, la "coincidencia" ya no es más inocente.

Andrés San Martín


"El exorcista"

The exorcist
EE.UU., 1973

Dirección
William Friedkin

Producción:
William Peter Blatty

Guión:
William Peter Blatty, basado en su propia novela

Fotografía:
Owen Roizman

Música:
Jack Nitzsche

Montaje:
Jordan Leondopoulos y Bud Smith

Protagonistas:
Ellen Burstyn, Linda Blair, Max von Sydow, Jason Miller, Lee J. Cobb.



Calificacion: 8

Estreno en Argentina
00/00/2000

Links
Website oficial

Notas relacionadas
Quién es William Friedkin

Quién es Linda Blair

Multimedia
Trailer en Quicktime
Escenas inéditas (3 MB)(320x240)


Ayuda para ver videos

Shopping
Comprá "El exorcista" en los siguientes formatos:

DVD
(Argentina)


DVD
(Resto del Mundo)




© FOTOGRAMA.com