Secciones
 HomePage
 Estrenos
 Especiales
 Recomendadas
 Reviews
 Actualidad
 Festivales
 Perras de Película
 Potros de Película
 Estrenos en video
 Estrenos en DVD
 Yo Actor
 Yo Director
 Staff
 Servicios
 Suscripción
 Contactate
 Downloads
 Wallpapers





Reviews
Publicado el 16/11/2000

Sin el brillo deseado

Maggie (Basinger) es una mujer atractiva, solitaria y nada creyente, que trabaja como enfermera. Justo después de ser advertida de que la misma estrella que guió hace dos mil años a los reyes magos hacia el pesebre bendito está de regreso en la Tierra, aparece su hermana heroinómana (Bettis) con una bebé de días. ¿Se entiende? Alterada por la molestia y la incapacidad para criarla, Jenna -la hermana-, abandona a la criatura en los brazos de Maggie, que termina por hacerse cargo de su sobrina.

Seis años más tarde, la pequeña (Coleman) se manifiesta como algo "especial"; se dice que es autista pero como Maggie parece circular dopada por la vida, nunca nota nada raro.

Un poder todavía en crecimiento le permite resucitar a un pájaro y mover objetos con su mente. Todo un indicio de que la pequeña es una especie de segundo "salvador" o, al menos, alguien con idénticas intenciones que el primero.

Al mismo tiempo, una seguidilla de misteriosos asesinatos de niños llaman la atención de un agente del FBI (Smits) experto en cultos satánicos. Los noticieros dan cuenta de las muertes, pero Maggie parece evitar el contacto con el mundo. Jenna, la madre de Cody, reaparece en escena, esta vez casada con Stark, un carismático y millonario líder (Sewell, "Dark City") de una secta que aparenta buenas intenciones pero se ampara en grupúsculos de jóvenes marginales y "feos" que utilizan la violencia para deshacerse de los traidores. Sin embargo, todo indica que Stark está detrás de la pequeña Cody, más aún cuando se la lleva a la fuerza. Ahí empieza el drama del rescate que que le arrojará a Maggie una realidad insospechada: hay gente ahí afuera!

La pequeña diosa está en una lista negra de conversión forzada. Stark encuentra a la supuesta hija de Dios, que viene por segunda vez a la Tierra, y le ofrece cambiar de bando. Un par de citas a fragmentos de la Biblia y varias a otras películas. Nuevamente la frasecita: "La mayor proeza del Diablo es haber convencido a la gente de que no existía", esgrimida en "Los sospechosos de siempre", sale al ruedo en boca de un apagado Ian Holme. Pero esa falta de convicción es compartida por todos los actores, especialmente Smits, en una masiva falta de credibilidad que inunda todo el film. Ni siquiera la aparición especial de Christina Ricci como una "yonqui" gótica arrepentida sirve como "salvavidas".

"La Profecía" pareciera ser la madre de este film menor, y aunque ambas cuentan con el mismo productor (Mace Neufeld) no es suficiente para otorgarle una posición más digna. Hay escenas en las que Russell intenta tapar los agujeros del guión, pero es como ocultarse del sol con un dedo. Se nota más seguro en el género de la comedia ("The Mask") que asustando con efectos especiales mediocres y la falta de coherencia en el los diálogos. Todo empeora a mitad de camino y se hunde en el ridículo absoluto en las últimas escenas. Tampoco en ellas la bella y enajenada Kim se despierta.

Andrés San Martín


"Hija de la luz"

Bless the child
EE.UU., 2000, 107'

Dirección
Chuck Russell

Guión:
Tom Rickman, Clifford y Ellen Green, basado en la novela de Cathy Cash Spellman

Fotografía:
Peter Menzies Jr.

Música:
Christopher Young

Montaje:
Alan Heim

Protagonistas:
Kim Basinger, Jimmy Smits, Rufus Sewell, Holliston Coleman, Angela Bettis.



Calificacion: 3

Estreno en Argentina
16/11/2000

Links
Website oficial



© FOTOGRAMA.com