Secciones
 HomePage
 Estrenos
 Especiales
 Recomendadas
 Reviews
 Actualidad
 Festivales
 Perras de Película
 Potros de Película
 Estrenos en video
 Estrenos en DVD
 Yo Actor
 Yo Director
 Staff
 Servicios
 Suscripción
 Contactate
 Downloads
 Wallpapers





Reviews
Publicado el 21/09/2000

Nuevo Frears

Rob (Cusack) es dueño de una pequeña disquería en la ciudad de Chicago cuya especialidad son los discos de vinilo. El formato da cuenta de un aspecto que presumiblemente identifica a los conocedores de la "buena música". Obviamente, según una visión muy subjetiva de enfocar.

El mundillo desprolijo y algo sucio que Rob mantiene con esfuerzo y en equilibrio, se transforma en un caos tembloroso cuando su novia Laura (Hjejle) rompe con él. Entonces, mecánicamente, Rob empieza a procesar toda su existencia y se transforma en un rumiador compulsivo que regurgita antiguas relaciones, junto con sus respectivas rupturas, con la intención de clarificar las borronientas coordenadas de su presencia en este mundo. Obviamente todo ese replanteo: un poco meláncolico, un poco infantil, y muy propio del sexo masculino en varias etapas de la vida (como da cuenta Charly), lo transforma en un hombre errático, lleno de miedos y carente de la mínima autoestima.

Su anhelo inmediato, y posiblemente él único, es que su objeto de deseo, Laura (la divina Liva en "Mifune"), vuelva con él y todo regrese a la normalidad. En plena ruptura Rob conoce a una cantante afroamericana (Bonet, madre de la hija de Lenny Kravitz) muy atractiva con la que mantiene un fugaz romance. Él se permite el desliz pero no puede explicarse cómo su novia ha encontrado un compañero. No entiende que Laura también se siente confundida.

Como Rob y sus empleados (Luiso y Black), un par de especímenes tan extraños como entrañables, tienen la costumbre de convertir todo en un chart, con evidente influencia bilboardiana: los 5 mejores temas; los 5 primeros cortes; los 5 mejores temas de la muerte;etc, no pasan muchas escenas para que las ex de Rob pasen a formar parte también del chart. Rob avanza con su inmolación existencial y llama a sus exnovias (se destaca Taylor), en un afán historicista, para entender cuál es el verdadero motivo por el que sus novias rompieron con él. Lo que no hace más que acentuar su necesidad de Laura. Los acontecimientos parecen seguir su cauce normal y pese a querer sentar cabeza Rob se deja tentar nuevamente. Será propio del sexo masculino saltar de piedra en piedra o es sólo una característica generalizada? La madurez de ella termina por prevalecer.

El film dirigido por el británico Stephen Frears ("The Hi-Lo Country"; "The Van"; "Mary Reilly"; "Accidental Hero"; "The Grifters"; "Dangerous Liaisons") recientemente homenageado en la vigésima quinta versión del Festival de Cine de Toronto, se basa en la exitosa novela de Nick Hornby (1995) que dibuja una imagen muy certera del comportamiento del sexo masculino en los 90.

Londres, la ciudad donde transcurría la historia, pasa a ser Chicago y es en esta transferencia y en la adecuación a la cultura de llegada donde Cusack y sus coguionistas hicieron su mejor trabajo. La construcción de cada personaje es precisa y rica en alveolos espejados donde el espectador puede reconocerse. Frears es un experto director de actores, todas sus películas dan cuenta de ese dominio para extraer el relieve donde aparentemente sólo hay una superficie plana. Las actuaciones de todos son prolongaciones eficientes y creíbles de cada personaje. Cusack, luego de su papel en "Being John Malkovich" está convencido de ser el prototipo del individuo común y logra convencer. El recurso de dirigirse a la cámara como si lo hiciera con un amigo, o un confidente, es repetitivo pero nunca llega a molestar. Hay apariciones más o menos notables de Tim Robbins, Catherine Zeta-Jones y Bruce Springsteen. La disquería de Rob es un reducto de sabiduria pop. Allí se sobreentiende el conocimiento minucioso y preciso, el manejo de información que marca la diferencia entre la muchedumbre que consume música masiva y una elite privilegiada que selecciona con cuentagotas que van a escuchar sus oídos. Una situación similar podría darse en un videoclub de películas de culto, donde sus empleados se saben todos los títulos, los directores, actores, detalles técnicos, etc. En concordancia con esto está el pensamiento retrógrado que utilizan muchos varones para encubrir su ignorancia.

En la actualidad, el conocimiento segmenta a la cultura en dispositivos personales donde cada individuo debe digitar la password de acceso para obtener confirmación de su individualidad. Encontrar un lugar en el mundo nunca ha sido tarea fácil, mucho menos hoy en día, parece decir confirmar Frears. La contradicción en el grupo es notable en materia de gustos musicales. Dick puede reconocer los orígenes de la banda Greenday y Barry puede echar a gritos a un cliente luego de que éste le pida un disco de Steve Wonder, pero el mismo Rob percibe a Sprigsteen con cualidades angelicales. Claro, los rasgos europeos influyen en los diálogos. La supremacía blanca deja una impronta muy marcada en el film, por eso está excluida la mayor parte de la música afroamericana, nada de rap, nada de hip-hop. Igual se plantea el caso del inigualable Marvin Gaye, algo hay que hacer con él, pero qué… Seguramente es por eso que la única crítica abierta al comportamiento obtuso del trío provenga de parte de un afroamericano. El guión lo advierte y Frears lo presenta con cuidado.

Andrés San Martín


"Alta fidelidad"

High Fidelity
EE.UU./Inglaterra, 2000, 110'

Dirección
Stephen Frears

Producción:
David Chapman y Therese DePrez

Guión:
D.V. DeVincentis, Steve Pink, John Cusack y Scott Rosenberg; basado en la novela de Nick Hornby

Fotografía:
Seamus McGarvey

Música:
Howard Shore

Montaje:
Mick Audsley

Protagonistas:
John Cusack, Iben Hjejle, Todd Louiso, Jack Black, Lisa Bonet, Joan Cusack, Tim Robbins, Lili Taylor



Calificacion: 8

Estreno en Argentina
21/09/2000

Links
Website oficial

Shopping
Comprá "Alta fidelidad" en los siguientes formatos:

DVD
(Argentina)


DVD
(Resto del Mundo)




© FOTOGRAMA.com