Secciones
 HomePage
 Estrenos
 Especiales
 Recomendadas
 Reviews
 Actualidad
 Festivales
 Perras de Película
 Potros de Película
 Estrenos en video
 Estrenos en DVD
 Yo Actor
 Yo Director
 Staff
 Servicios
 Suscripción
 Contactate
 Downloads
 Wallpapers





Reviews
Publicado el 15/06/2000

Ese oscuro objeto del deseo

Cada año la industria norteamericana entrega su película emblemática del verano (el de ellos) que hará estridencia y millooones en el resto del mundo. Este año el estandarte lo porta "Misión Imposible 2".

Es un buen momento para recordar, brevemente, que alguna vez existió una serie de TV llamada "Misión Imposible", la que tenía como personajes a un grupo de agentes altamente calificados y dispuestos a detener a los enemigos de la paz. Esta serie fue exitosa por ser pertinente en cuanto a la situación mundial que prevalecía. Estaba construida sobre una estructura narrativa, por cierto, nada especial, que comenzaba siempre de la misma forma: una misión encomendada secretamente, el desarrollo y resolución de la misma (generalmente el villano era neutralizado por métodos alternativos, raramente por la fuerza) y nuevamente al punto de partida con todo el equipo satisfecho.

De este ejercicio permanente y rutinario se descolgaban el suspenso, adminículos High Tech, astucia, cooperación/trabajo en equipo, y un clima pletórico de tensión porque la operación fracasara y tuviera graves consecuencias, de las que no se decartaba una tercera guerra mundial, entre otras cosas.

En el '96, el hitchockiano Brian de Palma dirigió "Misión Imposible", la película protagonizada por Tom Cruise como el agente Ethan Hunt y otros personajes que se iban desgranando fatalmente a medida que la misión llegaba a su fin. De Palma filmó un thriller en Praga, utilizando viejas estrategias narrativas para no decepcionar al público que seguía la serie de TV y obviamente una de ellas fue el suspenso.

En el año 2000 es Australia, Tom Cruise (también productor) retorna al papel del agente top de la IMF: Ethan Hunt, pero ahí se detienen las semejanzas (sí, también está Ving Rhames y la "autodestrucción en 5 segundos") entre las misiones imposibles.

Ethan Hunt en plenas vacaciones es "invitado" por su desganado jefe a aceptar una misión (obvio, la frase cliché está). Otra vez es reciclada la idea de la guerra fría. Hay que recuperar un arma biológica (antídoto incluido) que está en manos del exagente Sean Ambrose (Dougray Scott). Hunt recluta al único sobreviviente y camarada de la versión de De Palma (Luther) y a una ladrona de joyas llamada Nyah Hall (Thandie Newton), que además fue exnovia de nuestro villano. Hunt lamentablemente conocerá el amor y la pasión, transformándola en un objeto de deseo que comparte con su enemigo más allá del peligro de extinción humana.

En esta última película, dirigida ahora por el realizador chino John Woo, el suspenso y estilo SPY, es sustituido por acción, acción, acción y un western camuflado. Adios a las sesudas y minuciosas formas de resolver las dificultades. Woo (también Cruise por supuesto) optó por una misión a la James Bond, de hecho, esta película tiene mucho que ver -y más- con ese personaje.

También este es un buen momento para reconocer que Woo ha influido notoriamente en una generación de jóvenes cineastas (como Quentin Tarantino /los hermanos Wachowski por ej.) e incluso podría decirse que sentó las bases para una nueva forma de asimilar el uso de armás y la acción en películas contemporáneas. Con solidez realizó "Broken Arrow" y "Face/Off", dejando a un lado su larga experiencia en Hong Kong donde filmo, entre muchas, la estupenda "The Killer". Woo es un veterano de la acción sin pausa, el uso de una pistola en cada mano, los movimientos acrobáticos, las piruetas en cámara lenta, las metáforas visuales, la pirotecnia salvaje y las palomas…

Sería difícil pedirle lo que no es capaz de dar y por eso esta película es coherente con su trayectoria. Acá no hay opción para quedarse en detalles narrativos "que no cierran" porque no hay tiempo que perder… las balas no dan respiro. El estilo de Woo (con sus tics, sus debilidades y virtudes) se apodera de la misión, la deglute, la digiere y la expele en forma de capsula hiperactiva contra el recuerdo melancólico de las series de espías.

Cruise es el único protagonista real y héroe absoluto de este film. Convertido en objeto de deseo por Woo, quien lo agregó a sus piezas de colección donde el lugar predominante lo tiene Yun-Fat Chow, luego Cage y Travolta. Cada plano está dirigido a embellecerlo y adorarlo. Claro, Chow no tiene los rasgos de Cruise, de tenerlos estaría protagonizando todas las películas de realizador chino. Su presencia es reclamada a "gritos mudos" en cada uno de los últimos films de Woo.

Aunque Thandie Newton es una actriz muy interesante y atractiva fisicamente, carece del toque animal "a primera vista" que requiere su personaje. Ella es más sensual que sexual, más íntima que agresiva; no resulta creible en su papel de "mujer objeto" ni mucho menos participando en una carrera de autos deportivos en la que se sugiere una "motorizada" relación sexual.

El guión fue obra del experimentado Robert Towne ("Chinatown", "Mission Imposible -1996") que sólo se quedó en una historia simple, dejándole libertad de acción a Woo para ponerle balas y fuego donde tal vez debieran ir palabras. Frases infantiles sólo inducen a pensar en traspaso de límites de la producción o la dirección. La fotografía es excelente y se confirma la suposición de que Kimball si sabía utilizar 8 cámaras para una toma si era necesario.

John Woo es un poeta. Un artista del tiroteo y el movimiento. Su "misión" es deleitarnos con la acción llevada a niveles de extraordinaria belleza gimnástica; pero desconoce la sutileza narrativa que hacía falta en una secuela de este tipo. Quizás sean otros tiempos y la imagen de espias sea más cercana una especie de James Bond del nuevo milenio. Ethan Hunt parece ser una versión "fashion" y actualizada del caduco y rancio agente secreto. No hay más intrigas ni sombras en la noche, sólo quedan pistolas danzando en el aire y motos en duelo mortal. Nada mal para una película que mutó de género y se transformó en un éxito comercial.

Andrés San Martín


"Misión imposible 2"

Mission: impossible 2
EE.UU./Australia, 2000

Dirección
John Woo

Producción:
Tom Cruise y Paula Wagner

Guión:
Robert Towne

Fotografía:
Jeffrey L. Kimball

Música:
Hans Zimmer

Montaje:
Christian Wagner and Steven Kemper

Protagonistas:
Tom Cruise, Dougray Scott, Thandie Newton, Ving Rhames, Richard Roxburgh y Anthony Hopkins (cameo)



Calificacion: 7

Estreno en Argentina
15/06/2000

Links
Website oficial

Notas relacionadas
Tom Cruise, un Potro de Película

Screensaver de "Misión imposible 2"

Screensaver 2 de "Misión imposible 2"



© FOTOGRAMA.com