Secciones
 HomePage
 Estrenos
 Especiales
 Recomendadas
 Reviews
 Actualidad
 Festivales
 Perras de Película
 Potros de Película
 Estrenos en video
 Estrenos en DVD
 Yo Actor
 Yo Director
 Staff
 Servicios
 Suscripción
 Contactate
 Downloads
 Wallpapers





Reviews
Publicado el 00/00/2000

Una historia derecha

Con la simpleza, solidez y austeridad narrativa de un director ruso del 1900, Lynch abandona (aparentemente) sus anteriores temáticas y nos da una lección de talento que elude cualquier género y estilo.

Es obvio. La primera reacción es de incredulidad. No es una "reconocible" película de David Lynch. Uno de los directores que ha filmado algunas de las escenas más crueles, sórdidas, imaginativas y extrañas vistas en el cine contemporáneo, abandona el vértigo alienado y nos entrega una película apacible e intimista. Filmada al ritmo propio de la vejez y la sinceridad. Palabras como violencia, absurdo, sexo, fetiche, son desterradas de este film basado en una historia real aparecida en el diario New York Times, que tiene como protagonista central a un hombre mayor.

Sweeney y Roach, habituales colaboradores de Lynch en la edición (pero debutantes en guión) se apropiaron de ella y le dieron forma. El resultado obtenido sintetiza claramente el pensamiento y la visión de un septuagenario. Su nombre es "Alvin Straight".

No sólo mayor, sino también carismático. Con ojos profundos y honestos. A quién podría engañar? Para qué?. Un día, Alvin recibe la noticia de que su hermano "Lyle" está gravemente enfermo y desea verlo antes de morir. Una corrosiva enemistad los ha distanciado por 10 años. Alvin, que vive con su hija, no disfruta tampoco de buena salud, pero la cercanía de su propio fin le dice que la reconciliación es necesaria para el espíritu. Decide ir. El vive en Laurens, Iowa, y su hermano vive en Wisconsin, es decir, a uno cuantos kilómetros de diferencia. Un detalle inexistente para él. Ahí vemos la primera lección de un individuo que pese a los años no se deja vencer tan fácilmente. El uso de muletas y una visión defectuosa no le impedirán conducir una especie de tractor pequeño para llegar a su cita con la paz interior.

Lo que Lynch nos muestra es lo que ve Alvin en su viaje y en su memoria. Nos desacelera y nos invita a acompañar al viejo Straight, recorriendo el territorio norteamericano al ritmo pausado y tenaz de un hombre maduro. Por supuesto, sin olvidar sus encuentros casuales con gente en la carretera.

La mayoria de los planos (muchos aéreos) sirven para rescatar la belleza del paisaje. Pero aquellas praderas magníficas, los atardeceres encendidos y la letanía de la soledad natural, son sólo metáforas de lo que Alvin lleva en su corazón. Algo difícil de capturar con la lente si no se tiene un apoyo magistral y serio detrás de cámara.

La armadura que uno trae de la calle, se desmorona. Lynch desarma a los espectadores y los enfrenta a un futuro distinto. Los pedazos de artifício caen a nuestro alrededor. En la pantalla Alvin se recompone ante nuestros ojos con toda la dignidad, la honestidad y la sabiduria que acompaña al individuo común. Nuestro ego recibe varias estocadas con frases presumiblemente cursis pero que esgrimidas por el abuelo parecen perforar el alma.

Cómo se articuló la autenticidad del papel de Alvin? Tal vez la convicción y la serenidad del personaje sean el fruto de un reconocimiento del actor Richard Farnsworth consigo mismo. Ya tienía 79 años cuando filmó la película y también usaba muleta. Quizás fue que el director se rodeó de actores y asistentes de esa edad (el director de fotografia tiene 81 años) a propósito, para transmitir esa sensación que sólo la dan los años. Otra posibilidad es que Lynch haya querido probar que el talento no está atado a un género o estilo, sino que fluye de manera natural en cualquiera sea la obra que lo contenga. A decir verdad, probablemente ni siquiera al verdadero Straight le interese una respuesta.

Pablo Silva


"Una historia simple"

The Straight Story
EE.UU., 1999, 125'

Dirección
David Lynch

Producción:
Mary Sweeney, Neil Edelstein, Alain Sarde

Guión:
Mary Sweeney y John Roach

Fotografía:
Freddie Francis

Música:
Angelo Badalamenti

Protagonistas:
Richard Farnsworth, Sissy Spacek, Harry Dean Stanton



Calificacion: 9

Estreno en Argentina
00/00/2000

Links
Website oficial



© FOTOGRAMA.com