Secciones
 HomePage
 Estrenos
 Especiales
 Recomendadas
 Reviews
 Actualidad
 Festivales
 Perras de Película
 Potros de Película
 Estrenos en video
 Estrenos en DVD
 Yo Actor
 Yo Director
 Staff
 Servicios
 Suscripción
 Contactate
 Downloads
 Wallpapers





Reviews
Publicado el 00/00/2000

Los muchachos no lloran

Nada puede ser tan increíble, surrealista y cruel como la vida real. Podría ser una contradicción, pero es así.

Tomada de un caso verídico, "Los Hombres no lloran" relata la dramática historia de una chica (en el medio oeste de la madre patria) en busca de una identidad propia. Idea que en algún punto recuerda a "Madame Butterfly" y "El Juego de las lágrimas"; obviamente dejando a un lado las comedias como "Victor Victoria" o "Tootsie", donde el cambio de identidad es ajeno a los sentimientos.

A veces, la sexualidad de nuestros pensamientos no se corresponde con los genitales con los que se nace. Este intento de lograr una identificación plena puede transformarse en una tortura. La joven Teena Brandon se tropieza con esta encrucijada y reacciona poniéndo una solución temporal. Para ello, trastoca su nombre y modifica su apariencia. Ahora la chica se ha convertido en Brandon Teena (no muy ocurrente), un joven apuesto y sensible que hará estragos en los femeninos corazoncitos de Falls City (su nuevo hogar); un pueblo homofóbico por naturaleza.

Si no querés saber el final no sigas leyendo. Ya te lo advertí.

Todo parece funcionar bien hasta que un par de chicos/hombres/amigos se interponen en sus camino. La razón es que nuestro querido Brandon se enamora de una chica llamada Lana (la adolescente portadora de Sida en "Kids") y viceversa. Los acontecimientos van de mal en peor y todo termina cuando la atractiva trasvestida es descubierta, violada y asesinada.

El personaje de Brandon Teena corre por cuenta de la alguna vez "karatekidiana" Hilary Swank. Reconocida "de pronto" como actriz seria pero incuestionablemente con talento. Su papel es difícil y sin embargo lo saca adelante con solidez y pasión. Un merito reconocible en ella, pero también gracias a la dirección de la debutante Kimberly Peirce, quien controló con cautela y buena puesta en escena la tensión sexual implícita en la trama. El resto de los actores se complementan y componen un convincente retrato de la ceguera social existente hoy en día. La fotografía de Jim Denault ("Nadja") aporta una dosis de pesimismo que no hace otra cosa que anticiparnos hacia donde nos lleva la señorita Peirce.

El panorama es desolador. Los obstáculos que debe sortear una minoría para llegar a ser ella misma es, por lo menos, "agobiante". Un ejemplo crudo de nuestro "honorable" y vapuleado respeto por "el otro".

Tampoco es falso que el final de Brandon es "aleccionador" y es uno de los motivos, queramoslo o no, por los cuales la pelicula fue bien recibida. No quisiera pensar qué hubiese ocurrido con el éxito de "Los Hombres no lloran" si en los últimos minutos no encontraramos un homicidio sino un espléndido "Happy End"… La respuesta de la crítica norteamericana hubiera sido tan complaciente? Es mucho más fácil aceptar lo distinto si al final hay un castigo encubierto, o no?

La película es recomendable aunque la ilusión de ver a Robert Smith saliendo de un ropero se diluye tan rápidamente como la sangre en el agua; en cambio vemos una obra increíble, surrealista y cruel como la vida real.

Andrés San Martín


"Los muchachos no lloran"

Boys don´t Cry
EE.UU., 1999, 105'

Dirección
Kimberly Peirce

Guión:
Kimberly Peirce y Andy Bienen

Fotografía:
Jim Denault

Música:
Nathan Larsen

Protagonistas:
Hilary Swank, Chloe Sevigny, Alison Folland, Alicia Goranson, Matt McGrath, Peter Sarsgaard, Brendan Sexton Tercero.



Calificacion: 7

Estreno en Argentina
00/00/2000

Links
Website oficial



© FOTOGRAMA.com