Secciones
 HomePage
 Estrenos
 Especiales
 Recomendadas
 Reviews
 Actualidad
 Festivales
 Perras de Película
 Potros de Película
 Estrenos en video
 Estrenos en DVD
 Yo Actor
 Yo Director
 Staff
 Servicios
 Suscripción
 Contactate
 Downloads
 Wallpapers





Reviews
Publicado el 31/08/2000

Los efectos colaterales

Tres historias incluidas en el libro, escrito por Irvine Welsh (autor de "Trainspotting", entre otros Best Sellers), constituyen el corpus del film "The Acid House".

La primera se titula: "The Granton Star Cause". Un muchacho recibe repentinamente, y como si el mundo entero (su mundo) se hubiese confabulado en su contra, una potente dosis de la Ley de Murphy. Es reemplazado en su equipo de futbol, abandonado por su novia, echado del trabajo, expulsado del hogar paterno… y reprendido por el mismísimo Dios en un diálogo sabroso y delirante. El castigo divino viene en frasco kafkiano, lo que pese a permitirle un satisfactoria venganza lo arrastrará a él también a un punto donde la madre jugará un papel de verdugo.

La segunda se llama: "A Soft Touch" y es en definitiva una historia romántica, donde el amor sobrepasa todo nivel racional y termina por sorprender al espectador, con una clase magistral de ternura familiar.

Un digno y esforzado reponedor de un supermercado se casa con una chica que está lejos de querer formar una familia honorable. Los problemas comienzan cuando ella decide prostituirse (continuar con…). Se suma la llegada de un vecino muy particular que entabla una relación de excesos con ella. El nivel de degradación de la especie humana adquiere ribetes insospechados. Mientras, el marido hacendoso debe cuidar de la beba. La lección viene a continuación. Nada, absolutamente nada, puede destruir el amor, ni a una familia, si los miembros de ella aceptan las condiciones del juego.

La tercera es precisamente la que le da título al libro y al film: "The Acid House". La única de las tres que se relaciona directamente con el consumo de drogas. Coco, un descerebrado y vicioso (Spaud en "Traispotting"), se toma un ácido al mismo tiempo que nace un bebé en una ambulancia. Cuál es la relación? La tormenta está en su clímax, al igual que el nacimiento y la condición de Coco. Un rayo misterioso que cae en los dos puntos permite que ambas personalidades muten mágicamente de cuerpo, entonces la mente de Coco asume el cuerpo del recién nacido y viceversa. Las escenas recurren al absurdo, a la espera de que todo vuelva a su natural dominio.

Irvine Welsh se ha convertido en una suerte de referente intelectual para los cineastas más jóvenes que ven reflejadas en sus obras la dura realidad y las aberrantes actitudes que sacuden a la sociedad inglesa, escosesa o irlandesa. También se puede extrapolar pero hay un par de grados a los cuales aún no se accede en estas latitudes, creo. Las nuevas generaciones deben subsistir en un medio agresivo, marginal; y en eso está una camada de realizadores, tratando de hacer un cine apuntando a lo social y con una fuerte dósis de realismo.

"The Acid House" está muy bien filmada. Sin ser lo que fue un "Trainspotting" o un "Tumbas…", Paul McGuigan sale airoso de su incursión en el cine. Hay algunos diálogos deliciosos. El guión le da cuerpo y alma a un bestiario horrendo pero con delicados personajes que logran identificar al espectador.

Muchas de sus escenas son fuertes y repulsivas, nada recomendables para estómagos sensibles… sin embargo, algunas, pese a su perversa naturaleza, son tan atrapantes como la materia fecal puede resultarlo para una mosca.

Andrés San Martín


"La casa del ácido"

The Acid House
Canadá, 1998, 110'

Dirección
Paul McGuigan

Guión:
Irvine Welsh, basado en su libro "The Acid House"

Fotografía:
Alasdair Walker

Montaje:
Andrew Hulme

Protagonistas:
"The Granton Star Cause": Stephen McCole, Maurice Roeves. "A Soft Touch": Kevin McKidd, Michelle Gomez, Gary McCormack. "The Acid House": Ewen Bremner, Martin Clunes, Jemma Redgrave, Arlene Cockburn.



Calificacion: 7

Estreno en Argentina
31/08/2000

Links
Website oficial



© FOTOGRAMA.com