Secciones
 HomePage
 Estrenos
 Especiales
 Recomendadas
 Reviews
 Actualidad
 Festivales
 Perras de Película
 Potros de Película
 Estrenos en video
 Estrenos en DVD
 Yo Actor
 Yo Director
 Staff
 Servicios
 Suscripción
 Contactate
 Downloads
 Wallpapers





Reviews
Publicado el 30/11/2000

La misma química

El film abre con un texto introductorio, datos cuantitativos acerca de la enorme cantidad de historietas que se vende en los Estados Unidos: 172.000 por día. Esta es la primera clave para comprender que todo lo que sigue es ficción, ilusionismo puro, y debe leerse desde ese punto de vista. La advertencia está hecha.

Uno de los retos más importantes para un director que viene de recudar 500 millones con su último film es no decepcionar con el siguiente, o lo que es igual, estar a la altura de las espectativas puestas en él por el engranaje comercial. Por eso el regreso de Shyamalan, el protegido de Spielberg, fue esperado con ansiedad. Lamentablemente, su "Unbreakeable" fue ampliamente superada por "The Grinch", otro tanque de la industria, que lo relegó a un segundo lugar pese a obtener enormes ganancias en su primera semana de exhibición en los Estados unidos.

"El protegido" tiene varias similitudes con "Sexto sentido": se apoya en una estructura parecida y en el factor sorpresa. La escena final que esclarece todo. Incluso un personaje tiene una frase premonitoria "esta tiene un final sorprendente", y no se equivoca. El desenlace debe ser rigurosamente preservado a fin de no pinchar el único globo que se eleva con éxito.

Sintéticamente, la historia trata de David (Bruce), un desolado guardia de seguridad que resulta ser el único sobreviviente de un descarrilamiento de tren que se lleva a mejor a vida a 131 personas. Luego del shock inicial, David es contactado por Elijah (Samuel) -el bebé del comienzo ya crecido- un sujeto misterioso que tiene una galería de arte y es coleccionista de historietas; aquel que desde su niñez padece de una fragilidad ósea extrema. Elijah le cuenta su hipótesis sobre la posible razón de haber sorteado el peligro sin siquiera un rasguño, no obstante David se niega a aceptarlo. Su esposa Audrey (Robin) duda y su hijo Joseph (Spencer) está convencido de que es verdad. Pero es mejor dejarlo ahí y no avanzar en puntos reveladores que pueden estropear algo que se vende como irrompible.

Shyamalan vuelve a escribir de poderes extraterrenales, de un "don", de un hermético secreto, de una identidad dudosa, de la relación de complicidad entre un adulto y chico, del heroismo y claro, de Bruce Willis. Este director, de origen hindú y con treinta años, que se destaca claramente por escribir sin adornos, por escribir algunas líneas sutiles y bellas, por escribir diálogos inteligentes y nada gratuitos, es el mismo que le da Willis la posibilidad de ahorrar palabras y presentar su mejor cara de compungido, no tan alienado como en "12 monos", pero casi.

Y si hay algo que no puede negarse en Shyamalan es su intento por convencer al espectador de que su historia es algo que nunca antes se había visto. Su rol de mago se pone en juego desde un principio. Esto se nota por ejemplo en la posición de la cámara; en todo el film es inquieta. Cuando no está en el hombro no descansa, sino más bien, busca constantemente un truco que despierte la atención del espectador. Donde puede inserta un plano más jugado, que en alguna escena incluso flirtea con el manierismo. La símil cámara subjetiva con la que se mece entre un par de asientos en el tren o la pseudo cenital en un placard con sólo una fuente mínima de iluminación o la más interesante que toma a David interrogado por un médico mientras en un primer plano un fragmento de cuerpo se inunda de sangre son ejemplos categóricos que intentan mostrar al público la destreza del joven prestidigitador.

Otro punto interesante en la rutina de Shyamalan es la reiteración como recurso para sacar al espectador de la automatización visual; esto se ve especialmente en el giro de la cámara para encontrar la posición correcta de una imagen invertida -metáfora que rondará todo el film como un fantasma en pena- de la que sólo se presume su cometido. Hay una vinculación con la perspectiva especular, con el negativo del positivo, con la oposición bien y mal, con la mirada infantil que reconoce el lado oscuro, con esa presencia que distribuye apodos que marcarán para toda la vida como cicatrices.

El trabajo en la dirección de actores es certera, logra que el truco final llegue a sorprender sin haber sospecha, sin haber engaño alguno de su parte. Todo está ahí, el espectador revisará en su memoria y las piezas no faltarán. Mejor logradas algunas actuaciones, otras con inferior resultado. Samuel L. Jackson y el pequeño Spencer Treat Clark están excelentes; Robin Wright Penn está un poco desperdiciada. Shyamalan, al igual que en "Sexto sentido", se reserva un mínimo papel: el de un sujeto que David revisa en busca de droga.

El humor está deplegado a lo largo de todo el film. También allí, donde los únicos motivadores debieran ser el suspenso y la tensión. A veces no puede establecer un límite y la risa se cuela en una escena dramática, volviéndola tragicómica y absurda. ¿Por qué el espectador se ríe en una situación tan patética como aquella en la que Joseph, el hijo de David, le apunta a su padre con un arma cargada? Porque el disparador está todavía presente sin darle una pausa adecuada, un corte, un fundido que de el pase.

La fotografía de Eduardo Serra es impecable y la música de James Newton Howard es exactamente lo opuesto.

"Unbreakeable", pese a todo su irregularidad, es coherente. Shyamalan no miente, él lo advierte desde un principio; es un producto para fanáticos de la historieta, creado por un ilusionista en crecimiento. El film cierra con un mensaje convencional y ya clásico para un final de comics.

Andrés San Martín


"El protegido"

Unbreakable
EE.UU., 2000, 107'

Dirección
M.Night Shyamalan

Guión:
M.Night Shyamalan

Fotografía:
Eduardo Serra

Música:
James Newton Howard

Protagonistas:
Bruce Willis, Samuel L Jackson, Charlayne Woodard, Robin Wright Penn, Spencer Treat Clark.



Calificacion: 7

Estreno en Argentina
30/11/2000

Links
Website oficial



© FOTOGRAMA.com