Secciones
 HomePage
 Estrenos
 Especiales
 Recomendadas
 Reviews
 Actualidad
 Festivales
 Perras de Película
 Potros de Película
 Estrenos en video
 Estrenos en DVD
 Yo Actor
 Yo Director
 Staff
 Servicios
 Suscripción
 Contactate
 Downloads
 Wallpapers





Reviews
Publicado el 15/09/2007

Alex Rider, Operación Stormbreaker

Los espías cachorros no son una novedad, y Alex Rider (que llega al cine tras ser protagonista de seis libros que llevan vendidas 9 millones de copias) tampoco se propone renovar el tema, pero proporciona un entretenimiento ligero y divertido para los más jóvenes, especialmente aquellos que andan entre la pubertad y la adolescencia.

Aquí no se beben Martinis, las chicas Bond se han convertido en colegialas de secundario o en fraternales niñeras y no hay demasiadas ironías ni demasiados guiños dirigidos a los mayores. El espectador al que se quiere conquistar está muy bien definido: lo que importa es la abundancia de aventuras, tensión y deportes extremos, y sobre todo la posibilidad de identificarse con un héroe de 14 años que a pesar de haber sido puesto en los zapatos (y los peligros) de un mini-007 sabe asumir sus compromisos profesionales sin dejar de comportarse como un chico.

También hay mucho de infantil en el villano del caso, cuya maldad proviene del resentimiento acumulado en sus tiempos de escolar escarnecido por sus compañeros. Sin contar que la eventual víctima de su perverso plan es, precisamente, el alumnado completo del Reino Unido. Se comprende por qué el film ha sido presentado entre nosotros en su versión doblada al español, aunque tal decisión impida apreciar el afectado inglés de Bill Nighy con sus tics y sus sílabas engullidas o el rígido acento de la sádica compinche del villano animada por Missi Pyle.

Es muy brusco el cambio que experimenta Alex en los primeros minutos de proyección. El estudiante común y corriente que desnuda sus carencias al hablar de la familia (es huérfano, vive con una niñera y ha sido criado por un tío querido que siempre está ausente por causa de "su aburrido trabajo") se convierte de un día para otro en agente del M16. ¿Cómo? Sucede que el tío no era bancario sino espía, que ha sido asesinado por un agente del este europeo y que él deberá reemplazarlo, ya que hay que investigar a un sospechoso magnate que está por donar su red de supermodernas computadoras Stormbreaker a las escuelas del país. No es una elección caprichosa. Sin que Alex lo supiera, el tío ya había hecho de él su "heredero": por algo lo aleccionó en idiomas, artes marciales y otras destrezas. Además, podrá hacerse pasar por el estudiante de informática que acaba de ganar un concurso, permanecer unos días en la planta de Stormbreaker e investigar. Allá va, tras algún adiestramiento militar y provisto de unos aparatitos que hasta 007 envidiaría. La misión no será sencilla y abundará en sorpresas, peleas, salvatajes de último momento, persecuciones y muestras de astucia e intrepidez: "No es un chico, es un arma mortal", dirá alguien de Alex, y con razón.

El blando Alex Pettyfer no tiene pinta de superhéroe, lo que favorece la identificación. Y si no es un gran actor, ahí están para apoyarlo Alicia Silverstone, el villano Mickey Rourke, el jefe Bill Nighy y un elenco muy sólido. Geoffrey Sax narra con brío y buen oficio, aunque a veces la abundancia de anécdota conspire contra el ritmo.

Fernando López (La Nación)


"Alex Rider: Operación Stormbreaker"

Alex Rider: Operation Stormbreaker
Alemania - Estados Unidos - Inglaterra, 2006, 93 minutos

Dirección
Geoffrey Sax

Guión:
Anthony Horowitz

Fotografía:
Chris Seager

Música:
Alan Parker

Montaje:
Andrew MacRitchie

Protagonistas:
Alex Pettyfer, Ewan McGregor, Bill Nighy, Sarah Bolger, Alicia Silverstone, Mickey Rourke, Robbie Coltrane



Calificacion: 7

Género
Acción

Estreno en Argentina
13/09/2007



© FOTOGRAMA.com