Secciones
 HomePage
 Estrenos
 Especiales
 Recomendadas
 Reviews
 Actualidad
 Festivales
 Perras de Película
 Potros de Película
 Estrenos en video
 Estrenos en DVD
 Yo Actor
 Yo Director
 Staff
 Servicios
 Suscripción
 Contactate
 Downloads
 Wallpapers





Reviews
Publicado el 26/04/2007

Tres de corazones

Sergio Renán viene de un fracaso en cine como La soledad era esto y, a los 74 años se atrevió con una película nada fácil, y en la que sorprende más que nada por su final. No es Renán un hombre al que se le pida renovar el relato cinematográfico ni jugarse con una puesta en escena o narración prodigiosa o novedosa. Más aún: varias escenas entre Mónica Ayos y Nicolás Cabré las resuelve más o menos como hace treinta y tres años en La tregua, en una mesa de bar con Héctor Alterio y Ana María Picchio.

Tres de corazones le ofrece personajes como los que le gustan al director de Crecer de golpe. Los hay sinceros, otros de dos caras, y unos terceros que pegan giros inesperados en sus comportamientos.

Angel viene casi huyendo de una familia resquebrajada, con un padre que hace del insulto una manera de relacionarse con los suyos (un personaje macchietado en demasía), una hermana soltera y embarazada, y una madre complaciente. Ha perdido el trabajo como camionero y, de regreso a su pueblo, consigue empleo como chofer de un remis. Quien lo emplea es Coria (Luis Luque), que además de la remisería tiene un local en las afueras donde regentea prostitutas. Y allí Angel se reencuentra con Dora (Mónica Ayos), con quien había hecho el amor en un ómnibus. Dora no consiguió trabajo como enfermera, y entonces...

El resto es más o menos previsible: Angel quedó prendido de Dora, quien no se resiste a los embates de Coria, que es más ingenuo de lo que parece —salvo cuando manda a golpear al que siente que lo traiciona—, y sueña con casarse con ella y darle un nieto a su madre enferma (China Zorrilla).

Que Coria haya perdido a un hermano menor, que curiosamente se parece en lo físico a Cabré —en qué circunstancias murió genera inquietud, pero no se sabe por qué— sirve para reforzar el aparente lazo en ese otro triángulo que vuelve a tener a Angel en un vértice, pero ahora con Coria y con su madre. Y es el que menos explota el guión y, por ende, la película.

Lo dicho: si la trama se sigue linealmente, sorprende y bien cómo es el desenlace del relato. No es como con la enfermedad de Laura (Picchio) en La tregua, aquí un personaje se quiebra y fuerza las acciones.

Los tres actores principales (Cabré, Luque y Ayos) resultan creíbles en función de la historia, apuntalados por un elenco grande y de renombre en un filme que pudo conmover y lo que hace es atrapar.

Pablo O. Scholz (Clarín)


"Tres de corazones"

Tres de corazones
Argentina, 2006, 96 minutos

Dirección
Sergio Renán

Guión:
Sergio Renán, Carlos Gamerro, Rubén Mira

Fotografía:
José María Gómez

Música:
Adrián Iaies

Montaje:
César D`Angiolillo

Protagonistas:
Nicolás Cabré, Mónica Ayos, Luis Luque, China Zorrilla, Sergio Boris, Daniel Tedeschi



Calificacion: 7

Género
Drama

Estreno en Argentina
26/04/2007



© FOTOGRAMA.com