Secciones
 HomePage
 Estrenos
 Especiales
 Recomendadas
 Reviews
 Actualidad
 Festivales
 Perras de Película
 Potros de Película
 Estrenos en video
 Estrenos en DVD
 Yo Actor
 Yo Director
 Staff
 Servicios
 Suscripción
 Contactate
 Downloads
 Wallpapers





Reviews
Publicado el 01/09/2006

Sofacama

No hace falta que aparezcan los personajes para comprender que en la historia intervienen varones jóvenes, más exactamente adolescentes, aunque alguno todavía esté por ingresar en esa etapa y otro ya debería haberla superado: la casa habla por sí misma. Una casa que seguramente conoció tiempos más reposados y también más benignos y cuya decadencia no se proclama pero está en cada detalle, así como en éstos se percibe la presencia juvenil, su alboroto, su desorden, su vitalidad. El propio ambiente también dice otras cosas de sus habitantes: habla de un clima amable y generoso. Familiar, diríamos, si no fuera porque hablar de amables comedias familiares en el cine remite a un estereotipo hecho de artificio y sensiblería que suele tener muy poco que ver con la realidad. Y en "Sofacama", que tiene el tono cordial y el fresco humor de una comedia, impera la espontaneidad: su familia, aunque pintada con trazo benevolente, es bien reconocible.

Clase media venida a menos, padre ausente por deserción, madre todavía joven, seguramente formada en los ideales fraternales del flower power y sus herederos, la mujer se las ha arreglado para ponerse la familia al hombro, sobrellevar las crisis a fuerza de vender chucherías más o menos artesanales y criar a sus tres varones, sus tres "karmas". La generosidad es ley en esa casa, y el ejemplo viene de arriba: las puertas están abiertas para quien necesite refugio. Ahora mismo, quien ocupa por las noches el sofá del living es una amiga reciente a la que apenas conoce y cuya sola presencia viene a plantear el breve conflicto en torno del cual gira el cuento.

Breve por cierto, porque en "Sofacama" más que la anécdota importan los personajes, y entre ellos, el hijo del medio, a quien el cosquilleo de los 16 años no le permite distraerse de la inquietante presencia de la "invitada".

Como todo en "Sofacama", el menudo conflicto se hará manifiesto de un modo bastante sesgado: la vaga tensión se percibirá en los efectos que causa en los distintos personajes: acercamientos, competencias, celos, algún pequeño estallido. Ulises Rosell trabaja el detalle sin hacer alardes, con el mismo lenguaje sutil con que hace hablar a los ambientes (fundamental es en ese caso el aporte de Mariela Ripodas) y con el que compone las situaciones, más allá de alguna reiteración.

En la agudeza de muchas observaciones se advierte que hubo una cuidada elaboración del guión, un oído bien atento para redactar los diálogos y un especial esmero en la definición de los personajes, tarea a la que -puede presumirse-, contribuyó decisivamente el ejercicio de improvisación hecho con los actores.

La mansa tibieza que Cecilia Roth confiere a su personaje tiene mucho que ver con el clima cálido de la película, que los tres jóvenes (especialmente Martín Piroyansky, verdadero protagonista) colman de naturalidad y simpatía.

Haber confiado el papel de la intrusa a María Fernanda Callejón es todo un acierto. Y si el desenlace puede sonar algo convencional o forzado, también es posible interpretarlo como un regalo final que el director quiso hacerle a su personaje.

Fernando López (La Nación)


"Sofacama"

Sofacama
Argentina, 2006, 86 minutos

Dirección
Ulises Rosell

Producción:
Primer plano

Guión:
Ulises Rosell y Salvador Roselli

Fotografía:
Bill Nieto

Música:
Gustavo Pomeranec

Montaje:
Nicolás Goldbart

Protagonistas:
Cecilia Roth, María Fernanda Callejón, Martín Piroyansky, Juan Pablo Garaventa, Nicolás Condito, Juan Minujín



Calificacion: 7

Género
Comedia

Estreno en Argentina
31/08/2006

Links
Website oficial



© FOTOGRAMA.com