Secciones
 HomePage
 Estrenos
 Especiales
 Recomendadas
 Reviews
 Actualidad
 Festivales
 Perras de Película
 Potros de Película
 Estrenos en video
 Estrenos en DVD
 Yo Actor
 Yo Director
 Staff
 Servicios
 Suscripción
 Contactate
 Downloads
 Wallpapers





Reviews
Publicado el 24/08/2006

A la deriva

Daño colateral, efectos secundarios: hasta el cine puede producirlos. Por ejemplo, el éxito de "Mar abierto", aquella historia de la pareja que quedaba abandonada en el medio del mar después de excederse en su práctica de la exploración submarina, es responsable de que se haya perpetrado esta nueva tragedia oceánica. Fue ese éxito el que, dicen, decidió al alemán Hans Horn a retomar el tema: al fin y al cabo, hacer un film sobre gente en el agua alrededor de un barco vacío resultaría muy accesible en términos de inversión (pocos actores, vestuario ínfimo, un barco, agua) y bastante sencillo: sólo era necesario hacerlos hacer tonterías hasta alcanzar los 90 minutos de proyección. Y anticiparse a cualquier reclamo, empleando el pretexto de siempre, "basada sobre hechos reales". Lo que según parece, da piedra libre para describir cualquier catástrofe por disparatada que parezca.

Es cierto que el espectador avisado ya sabe que cuando un film empieza con esa advertencia puede avecinarse lo peor: una sucesión de situaciones insólitas, rebuscadísimas e inverosímiles que deberá aceptar como probables ya que vienen con garantía de veracidad. No obstante conviene hacer una aclaración: que el paseo marítimo de seis grandulones -tres chicas, tres muchachos, todos suficientemente esculturales como para lucir bien en traje de baño y suficientemente atléticos como para pasarse casi todo el rodaje en el agua- termine en tragedia por culpa de una imprudencia no es lo increíble. Lo que cuesta creer es que puestos en esa situación desesperada -los seis en el medio del mar, sin modo alguno de abordar el yate porque se han olvidado de desplegar la escalera antes de zambullirse, y para colmo con la beba de una de las tres parejas solita en el barco- puedan llegar a decir tantas obviedades ("¡Agua por todas partes y ni una sola gota para beber!") como las que deben oírse aquí y hacer tantos desatinos como los que conducen a la inexorable reducción del elenco.

Como el 95 por ciento de la acción sucede en el agua, el vaivén de la cámara es continuo y amenaza con producir el mismo efecto que una travesía en mar agitado. Si el mareo no llega es porque lo evita la risa que involuntariamente termina suscitando tanta insensatez.

Lo único digno de elogio es el empeño que ponen los actores por mantenerse a flote.

Fernando López (La Nación)


"A la deriva"

Adrift
Alemania, 2006,95 minutos

Dirección
Hans Horn

Guión:
Adam Kreutner y Dave Mitchell, con diálogos adicionales de Richard Speight Jr. y Collin MacMahon

Fotografía:
Bernhard Jasper

Música:
Gerd Baumann

Montaje:
Christian Lonk

Protagonistas:
Susan May Pratt, Richard Speight Jr., Niklaus Lange, Ali Hillis, Cameron Richardson, Eric Dane



Calificacion: 5

Género
Drama

Estreno en Argentina
24/08/2006

Links
Website oficial



© FOTOGRAMA.com