Secciones
 HomePage
 Estrenos
 Especiales
 Recomendadas
 Reviews
 Actualidad
 Festivales
 Perras de Película
 Potros de Película
 Estrenos en video
 Estrenos en DVD
 Yo Actor
 Yo Director
 Staff
 Servicios
 Suscripción
 Contactate
 Downloads
 Wallpapers





Reviews
Publicado el 14/04/2006

Flores Rotas

Jim Jarmusch es el cineasta más regular y constante de aquella generación indie que comenzó a hacer cine en la década de los ochenta. En su filmografía jamás se han hecho concesiones al establishment. Algo verdaderamente plausible en los tiempos que corren. Desde su debut tras la cámara, bajo la supervisión en el guión de nada más y nada menos que el gran maestro Nicholas Ray, con "Permanent Vacation" (1980), hasta esta magnífica "Flores rotas", el cineasta de Ohio, aunque neoyorquino de adopción desde sus inicios en esto del cine, se ha mantenido fiel al espíritu indomable de sus tres grandes maestros: el mentado Nicholas Ray, apartado de la industria durante años hasta que Wim Wenders le ofreció la posibilidad de unirse a él para realizar ese espléndido y elegiaco canto del cisne que fue "Relámpago sobre agua" (1980); el también maverick Sam Fuller, autor de obras maestras como "Manos peligrosas" (1953) y "Corredor sin retorno" (1963), que igualmente fue desheredado por el sistema hollywoodiense y terminó dirigiendo sus últimas películas en Francia donde la crítica cahierista lo veneraba como autor; y John Cassavetes, cuyos títulos, sobre todo "Shadows" (1960) y "Faces" (1968), son continuamente citados como influencia por todos los cineastas realmente independientes, de los cuales Jarmusch es actualmente uno de sus principales y más auténticos representantes.

En los veinticinco años que han transcurrido desde su opera prima, el cine de Jarmusch ha permanecido en el lado de los marginados, de los perdedores, los solitarios y los inconformistas. Aparentemente Don Johnston, el personaje al que Bill Murray presta su magistral economía gestual en "Flores rotas", se aparta de estos parámetros. Sin embargo, aunque Don no sea un relegado de la sociedad, uno de esos “extraños en el paraíso” que abundan en la filmografía del director de "Mystery train" (1989), sino un miembro respetable de la misma, comparte con ellos cierta desazón vital que se manifiesta en una actitud pasiva ante el mundo, como nos indica su quietud en la secuencia inicial donde, mientras su actual novia le abandona, él se limita a mirar la televisión. Es el cine de Jarmusch un cine contemplativo, un cine que observa a sus personajes y en el que éstos a su vez callan y miran curiosos lo que ocurre a su alrededor.

También es un cine acerca de la soledad, no por nada "Permanent Vacation", "Extraños en el paraíso" (1984) y "Bajo el peso de la ley" (1986) conforman la llamada "Trilogía de la soledad", y precisamente es la soledad uno de los temas principales de "Flores rotas". Sin embargo, en esta película, como en el resto de filmes de Jarmusch, el personaje no ve su aislamiento como una condena, sino que es éste plenamente voluntario y casi condición sine qua non para poder disfrutar del individualismo que ha elegido como modo de vida.

La elección de Bill Murray, genial cómico reciclado en intérprete de culto a raíz de ser el actor fetiche de Wes Anderson y, sobre todo, después de ser customizado por Sofia Coppola para adaptarlo al gusto de la modernidad cool, resulta acertadísima para mostrar el talante estoico, casi keatoniano, con el que Don acepta los acontecimientos que le van sucediendo a lo largo de la búsqueda, en su periplo a través de los EEUU, de la madre de un hipotético hijo, engendrado hace veinte años y cuya existencia le acaba de ser revelada en una enigmática carta rosa. Don, al parecer, ha sido un Don Juan (la elec-ción del nombre no es ni mucho menos casual) que ha tenido numerosas amantes, entre ellas bellezas del calibre de Sharon Stone, Jessica Lange o Julie Delpy. Así que tras la llegada de la carta, su vecino Winston, antítesis de Don, le insta a confeccionar una lista de las posibles madres e incluso le prepara el viaje para que vaya a ver a las mujeres con las que estuvo en aquella época para confirmar quién le escribió. Como observamos, el personaje principal permanece fiel a su estoicismo, puesto que es su amigo el que lo dispone todo para que nuestro Don Juan pueda iniciar su marcha con el fin de revelar el misterio.

El mayor acierto de la película es que Jarmusch utiliza la carta como mcguffin para narrar el viaje iniciático de Don, puesto que lo que en definitiva se cuenta aquí es el cambio existencial que se produce en Don tras sus sucesivos encuentros con esas “flores rotas” en las que se han convertido sus antiguas amantes. Es, pues, ésta una película que no responde a ninguna pregunta sino que lo que hace es plantearlas. Por esto "Flores rotas" es una propuesta fílmica sin ningún afán moralizante, cuya humildad en sus pretensiones la convierte en una obra que trasciende a su tiempo de proyección y perdura en la conciencia del público.

Pero no vaya a pensar el espectador que este film es una sesuda y aburrida reflexión acerca de la alienación del ser humano. Nada más lejos de la realidad. Jarmusch, como manifiestan sus anteriores trabajos, es un cineasta con un inteligente sentido del humor, al que da rienda suelta en algunas secuencias de soterrada hilaridad, como el encuentro de Don con la hija de Sharon Stone, nínfula adolescente de nombre Lolita (referencia más que evidente a Nabokov); la broma privada sobre la iguana llamada Iggy (en alusión a Iggy Pop, mítico punk-rocker apodado La Iguana y actor ocasional en algunas películas de Jarmusch como "Dead man" y "Coffee and cigarettes"); la cena marciana con el matrimonio de agentes inmobiliarios de casas preconstruidas; y la paranoia paternal que la extraña epístola implanta en Don, haciéndole ver posibles descendientes en todos los chicos jóvenes que se cruzan en su camino. Posiblemente la mejor película de uno de los cineastas más interesantes de las dos ultimas décadas.

Marcelo Griess


"Flores rotas"

Broken flowers
Estados Unidos - Francia, 2005, 106 minutos

Dirección
Jim Jarmusch

Guión:
Jim Jarmusch

Fotografía:
Frederick Elmes

Música:
Mulatu Astatke

Montaje:
Jay Rabinowitz

Protagonistas:
Bill Murray, Jeffrey Wright, Julie Delpy, Sharon Stone, Tilda Swinton, Jessica Lange, Frances Conroy



Calificacion: 9

Género
Drama

Estreno en Argentina
13/04/2006

Links
Website oficial



© FOTOGRAMA.com