Secciones
 HomePage
 Estrenos
 Especiales
 Recomendadas
 Reviews
 Actualidad
 Festivales
 Perras de Película
 Potros de Película
 Estrenos en video
 Estrenos en DVD
 Yo Actor
 Yo Director
 Staff
 Servicios
 Suscripción
 Contactate
 Downloads
 Wallpapers





Reviews
Publicado el 06/04/2006

El custodio

Tras ganar el premio Alfred Bauer a la película más innovadora de la competencia del reciente Festival de Berlín, "El descanso" llega a la cartelera comercial para ratificar la diversidad, el rigor, la audacia y la predilección por el riesgo estético y temático de una parte importante del denominado nuevo cine argentino. Con este ascético, inquietante e impecable retrato de un guardaespaldas gris y mediocre, Rodrigo Moreno (33 años) construye un primer largometraje en solitario (antes fue codirector de "Mala época" y "El descanso") que seguramente dividirá aguas entre quienes ingresen subyugados a este micromundo personal y aquellos otros que se sientan algo frustrados o incluso irritados por su parsimonia y su falta de apego a las narraciones clásicas y a las estructuras dramáticas tradicionales.

Rubén (Julio Chávez) es un custodio al que todos consideran casi como un mal necesario, un personaje insignificante, que pasa inadvertido a la sombra del ministro de Planeamiento (Osmar Núñez), al que debe acompañar siempre (incluso al baño). Este antihéroe solitario y de oscura existencia pasa largas horas en los fríos pasillos de los despachos gubernamentales esperando que sus rutinarios servicios vuelvan a ser requeridos. En los pocos momentos libres debe ocuparse de una hermana demasiado inestable (Cristina Villamor) y de su joven sobrina (Luciana Lifschitz).

Moreno construye un interesante ensayo sobre el punto de vista, sobre aquello que la cámara muestra y también sobre lo que oculta, sobre lo que el protagonista ve o escucha. El uso del fuera de campo, el trabajo con el foco (y el fuera de foco) para enfatizar determinado persona o situación por sobre otra, el minucioso trabajo de iluminación a cargo de la talentosa fotógrafa Bárbara Alvarez o el muy cuidado diseño de sonido a cargo de Catriel Vildosola son herramientas que el director aprovecha en toda su dimensión para construir este universo rutinario y exasperante en el que está inmerso el lacónico protagonista.

Chávez consigue otra gran actuación en cine, aunque en un registro muy diferente del de "Un muro de silencio" o "Un oso rojo" (hay algunos puntos de contacto, en cambio, con "Extraño"): un trabajo muy contenido, casi sin diálogos y con una gestualidad mínima le alcanzan para transmitir las miserias, las contradicciones, la intimidad de un hombre duro, hosco, huraño y reprimido cuyas reacciones estallan de la manera más imprevista y con los resultados más inesperados.

Con un tono que remite por momentos al cine de Robert Bresson, de Tsai Ming-liang y del Takeshi Kitano de "Sonatine", Moreno rodó con absoluta convicción y coherencia un relato basado en el poder de las pequeñas observaciones, de los mínimos indicios y también de los silencios, en el que la crítica mirada política (y sobre el vacío de la política) aflora siempre en el trasfondo, como el custodio del título.

Hay un par de escenas algo incómodas y discutibles que quiebran con cierta brusquedad el tono reposado y austero del relato (una caótico almuerzo familiar en un restaurante chino, un patético encuentro sexual con una prostituta), y es probable que el desenlace del film no esté a la misma altura del resto del relato, pero de todas formas se percibe siempre en Moreno un director que respira cine, que ama el cine, que juega y se arriesga decididamente con él.

Con contadas pero muy logradas pinceladas de humor, con una gran precisión y pudor para narrar las pequeñas humillaciones cotidianas o el inevitable lugar voyeurístico de su criatura, Moreno concreta una disección casi clínica de un personaje que se escuda, se esconde y se engaña detrás de su profesionalismo y de su máscara inmutable. Una historia triste, solitaria y final. Una pequeña gran película para aquellos que buscan en el cine nuevas formas de expresión.

Diego Batlle (La Nación)


"El custodio"

El custodio
Argentina - Francia - Alemania - Uruguay,2005, 95 minutos

Dirección
Rodrigo Moreno

Guión:
Rodrigo Moreno

Fotografía:
Bárbara Alvarez

Música:
Juan Federico Jusid, Ezequiel Saralegui

Montaje:
Nicolás Goldbart

Protagonistas:
Julio Chávez, Osmar Núñez, Marcelo D’Andrea, Elvira Onetto, Cristina Villamor



Calificacion: 8

Género
Terror

Estreno en Argentina
06/04/2006

Links
Website oficial



© FOTOGRAMA.com