Secciones
 HomePage
 Estrenos
 Especiales
 Recomendadas
 Reviews
 Actualidad
 Festivales
 Perras de Película
 Potros de Película
 Estrenos en video
 Estrenos en DVD
 Yo Actor
 Yo Director
 Staff
 Servicios
 Suscripción
 Contactate
 Downloads
 Wallpapers





Reviews
Publicado el 24/08/2000

Escuálida versión de un psicópata Hi-Tech

La película está basada, remota pero reconociblemente, en uno de los libros más asombrosos que recuerde la literatura norteamericana. Una obra sorprendente del escritor Bret Easton Ellis. Su libro remeció a la sociedad y le devolvió una imagen monstruosa de sí misma; imperdonable.

"American Psycho" es la historia de Patrick Bateman (la similitud con Bates no es casual), un joven engendrado en la madre vacuidad pero sobretodo influido por los valores más sórdidos de la década ochentista en aquella New York City.

Atractivo, de buen apellido, extraodinario buen gusto para comer y vestirse, buen trabajo, etc., todo lo que una mujer quisiera como marido o como yerno… Sin embargo, toda cara tiene su seca. El pobre Bateman rezuma superficialidad, placer por el vacío, diversión inconsciente, consumismo latente y fanfarrón, desapego de la familia y las conductas que han hecho grande a cualquier país que se precie de cristiano y con principios morales activos… Todo este costado negativo podría obviarse, incluso hasta perdonarse, pero su otra vida, la de asesino serial, no.

Bateman (Bale) se apasiona inexplicablemente con el sexo, el sadismo y la música pop de los 80, entre otras cosas. Un detective anda tras la pista del asesino. Las muertes son varias, la sangre es mucha y Bateman sólo piensa en qué marca de traje usan las mujeres y hombres que lo rondan o cuál es la tarjeta de presentación que pueda impresionar a sus amigos.

Habilmente, Harron se empeña en ridiculizar y re-satirizar lo que Bret Easton Ellis había escrito. El estilo "Hi Tech-mínimal" y las actitudes misóginas e infantiles del personaje. La banalidad se mezcla con el lujo, la deseperanza con la estupidez…

Harron muestra todo convincentemente, pero con cautela. Las escenas de violencia "gore" explicitadas con detalle patológico en el libro (El Marqués de Sade es un buen antecedente y precursor en el tema) son sólo sugeridas en el film. No en vano, Harron, nos recuerda que lo importante no es la novela en sí, sino la idea o mejor dicho la excusa para filmar.

Y lo logra. Más aún cuando se sabe que sólo gastó alrededor de $10 millones de dólares. Una cifra miserable para el mundo hollywodense pero elevada para Toronto, donde se rodó la mayor parte del film.

Suena algo ridículo pensar que la MPAA pudiera censurar una película basada en la polémica novela del escritor Bret Easton Ellis sólo por unas pocas escenas de sexo o sólo por eso. Los productores de Lions Gate Films, antes de que "American Psycho" fuera castigada con una pena mayor cortaron las que molestaban a los censores. Harron no tuvo objeción porque para ella no eran importantes ni hacían a la esencia del film. Por eso mismo es incomprensible el hecho de haber elegido la novela para después hacer otra. No obstante todo se explica si se piensa que los productores tenían los derechos y ella aceptó dirigirla. No fue una elección, fue un consentimiento.

La idea era filmar la película sin escandalizar. Nada de violencia ni de sexo. Pero claro, se trataba de una de las novelas más controvertidas de las últimas décadas, así que alguna escena tenía que haber. La señorita Harron es experta en filmar escenas de sexo como meras formas de transacción monetaria. La chica espera impávida a que el muchacho, termine su "labor" y por fin le de su dinero… Nada de erotismo, nada de pasión, ni siquiera entre chicas. La cara de Sevigny es una miniatura el clima reinante en el film y según ella en el libro.

Pero nada resulta tan absurdo después de todo.

Qué otras escenas podrían haber cuestionado? La película dirigida por Mary Harron (casi una leyenda viviente para la comunidad Gay/Lésbica mundial que convirtió a su película "I Shot Andy Warhol" en objeto de culto) esta bien hecha, con metáforas adecuadas, pero con la profunda desazón de pretender algo inalcanzable, por lo menos para la otrora niña mimada del Instituto Sundance. Por otra parte, para ser sinceros, la totalidad del "touch" de la película no llega ni a la cuarta parte de lo que Ellis derrochó en el libro como reflejo de una existencia vacía y patética.

En las actuaciones hay correctos desempeños, incluidos Dafoe y Sevigny. Christian Bale (Velvet Goldmine/Metroland) un actor inglés reconocido por su facilidad para impostar acentos ajenos, se desenvuelve correctamente como "Yupie" pero a decir verdad, el espectador cree ver al verdadero Bateman en Jared Leto, que en el film personifica a Paul Allen.

La fotografía es significativa. Evidencias concretas de Andrzej Sekula, un ex Pulp Fiction. La influencia de una atmósfera Cronenbergiana se cuela por cada rincón oscuro… y quizás aún más. Puede ser que la impronta canadiense sea distinta y se tienda a percibir como parecidos a productos fílmicos con similar origen... Sin duda un buen intento pera Harron que aprendió que lo importante es filmar, aunque con poca convicción se pueda transformar a una novela rica en matices en sólo un película descolorida. Corporizó una especie de frigidez alevosa que terminó por pulverizar los innumerables episodios de sexo y violencia tan cruentos como pocas veces se escribiera públicamente.

Seguramente los que leyeron la novela se sentirán aliviados. No hay ninguna escena horrible que pueda mancillar sus plácidos y respetables sueños. A la hora de tratar con sangre y violencia los eufemismos resultan una delicia.

Andrés San Martín


"Psicópata americano"

American Psycho
Canadá, 2000, 97'

Dirección
Mary Harron

Guión:
Harron y Guinevere Turner (basado en la novela de Bret Easton Ellis)

Fotografía:
Andrzej Sekula

Protagonistas:
Christian Bale, Willem Dafoe, Jared Leto, Reese Witherspoon



Calificacion: 6

Estreno en Argentina
24/08/2000

Links
Website oficial



© FOTOGRAMA.com