Secciones
 HomePage
 Estrenos
 Especiales
 Recomendadas
 Reviews
 Actualidad
 Festivales
 Perras de Película
 Potros de Película
 Estrenos en video
 Estrenos en DVD
 Yo Actor
 Yo Director
 Staff
 Servicios
 Suscripción
 Contactate
 Downloads
 Wallpapers





Reviews
Publicado el 27/10/2005

Como un avión estrellado

Actores que deambulan sin ton ni son

Una vez más, la cámara de un joven cineasta argentino se detiene en registrar el vacío que parece ser común denominador de los grupos de donde ellos mismos emergen. Una, dos y tres veces. Cuatro, cinco y así sucesivamente, como si esa rutina de monosílabos, de largos silencios porque no se tiene nada para decir, o la insistencia en pequeñas obsesiones que se convierten en "razón de ser" y en único motivo para poner un pie delante del otro, justificaran una película.

Así, seguramente, reunión de amigos de por medio y unas pocas líneas como borrador, comienza la aventura de hacer una película sobre tres o cuatro personajes, casi sin historia y con actores que si bien se esfuerzan para lo que les toca, no pueden salvar al conjunto. Y, bueno, ahí tenemos una nueva película que suele autodefinirse como independiente. En todo caso sí independiente de una infraestructura de producción convencional, pero no debería serlo del público. "Como un avión estrellado", la segunda película de Ezequiel Acuña (igual que "Nadar solo", su opera prima), se parece más a un ejercicio para amigos que para público, de ese que invierte el precio de una entrada para ver cine, no devaneos personales, como en este caso prolijamente contados, pero sin nada trascendente por aportar.

Nico (Ignacio Rogers) está en el final de la adolescencia. En realidad, adolece de inteligencia, porque apenas balbucea monosílabos, expresa sentimientos de manera poco elaborada, se divierte mirando el techo de su casa y se relaciona de una manera dificultosa con su propio hermano, dueño de una veterinaria, y con cuanta gente conoce, incluso con su amigo, Santi (Santiago Pedrero), un pelmazo, torpe incluso a la hora del delito menor, pero delito al fin (el robo de medicamentos de una farmacia con la complicidad de un empleado). Flota por allí el recuerdo del accidente aéreo en el que murieron sus padres, una casa heredada por vender y la presencia de una jovencita chilena, Luchi (Manuela Martrelli), de la que Nico se enamora perdidamente y a la que regala un peluche al que ella aporta su voz. El amor algo irracional y paranoico de Nico alterna con encuentros estilo aviso publicitario de gaseosa y avanza. Sin embargo, Luchi comienza a esquivarlo y, un día, le dice adiós, dejándolo solo, como cuando comenzó la historia, pero con recuerdos, los de su primer amor verdadero.

¿Y la aneda?, repetía Juan Carlos Calabró en uno de sus sketches más famosos de los años 60, comprimiendo la fonética de la palabra anécdota. En el caso de "Como un avión estrellado" puede aplicarse aquel latiguillo, porque no queda en claro cuál es, exactamente, el propósito de Acuña al contar la historia de este chico perdido en su propia nada. No obstante, es interesante cómo el mismo cineasta encuadra (formalmente, se entiende) a sus criaturas, cómo las fotografía y, en la medida en que pasan los minutos, las hace crecer a pesar de todo lo observado. Quizá sea por estos aciertos mínimos que el todo no parezca tan chato como lo es en realidad.

Rogers y Martelli -en especial la actriz ya vista en "B-Happy" y en "Machuca", a pesar del ridículo al que es sometida cuando tiene que jugar a que su muñeco habla, con su voz de improvisada titiritera-, dan cierta credibilidad a sus personajes y salen del paso con una dignidad que merece ser destacada. Lo mismo ocurre con la dirección de fotografía, de Martin Mohadeb, que logra momentos de real belleza.

Pero no son suficientes. El cine para ver en cines no es un simple ejercicio de recuperar divagues propios, o una sumatoria de imágenes que bien podrían ser reemplazadas por otras porque no tienen una razón suficiente que las justifique, sino un armado que además de decir algo tenga la suficiente contundencia como para arrastrar la emoción. Aquí falta una historia más sólida, falta la emoción, y eso debilita la apreciación de cualquier acierto.

Claudio D. Minghetti (La Nación)


"Como un avión estrellado"

Como un avión estrellado
Argentina 2005, 80 minutos

Dirección
Ezequiel Acuña

Guión:
Ezequiel Acuña, Alberto Rojas Apel

Fotografía:
Martín Mohadeb

Música:
Jackson Souvenirs, Mi Pequeña Muerte, Juan Stewart

Montaje:
Alex Zito, Sergio Flamminio

Protagonistas:
Ignacio Rogers, Santiago Pedrero, Manuela Martelli, Carlos Echevarría, Guillermo Pfening, Leonardo Azamor, Jean-Pierre Reguerraz



Calificacion: 4

Género
Drama

Estreno en Argentina
27/10/2005



© FOTOGRAMA.com