Secciones
 HomePage
 Estrenos
 Especiales
 Recomendadas
 Reviews
 Actualidad
 Festivales
 Perras de Película
 Potros de Película
 Estrenos en video
 Estrenos en DVD
 Yo Actor
 Yo Director
 Staff
 Servicios
 Suscripción
 Contactate
 Downloads
 Wallpapers





Reviews
Publicado el 13/10/2005

Dias de furia

Esta opera prima de Niels Mueller está muy libremente inspirada en un caso real que quedó perdido en medio del vértigo periodístico: el 22 de febrero de 1974, Samuel Byck, un ex vendedor de neumáticos y muebles de oficina, abandonado por su mujer y víctima de una profunda depresión (e indignación), intentó secuestrar un avión en el aeropuerto de Baltimore con la idea de hacerlo chocar poco después contra la Casa Blanca.

No importa, en este caso, explicitar el punto de partida del relato, pues no es éste un film que pretenda reconstruir un hecho policial, sino concentrarse en un (bastante profundo) estudio psicológico sobre un perdedor, un hombre insignificante y olvidado por el sistema, que intenta de manera denodada e infructuosa obtener su mínima porción del tan mentado sueño americano y que, finalmente, agobiado, desesperado, decide hacer justicia por mano propia en una suerte de cruzada moral en medio de la decadencia generalizada que derivó en el abrupto final de la segunda presidencia de Richard Nixon.

Tras casi una década de tortuosa gestación y gracias al decidido apoyo de su protagonista, Sean Penn, y de coproductores del calibre de Leonardo DiCaprio, Alexander Payne o el mexicano Alfonso Cuarón, Mueller pudo concretar esta desencantada mirada a una época dominada por la corrupción, la violencia, el racismo y la mentira, que se emparenta muy directamente con "Taxi Driver", el clásico de Martin Scorsese sobre el desmoronamiento de otro antihéroe obsesivo, solitario y reprimido que termina por explotar, como el Travis Bickle de Robert De Niro (el protagonista de "Días de furia" se apellida, ¿casualmente?, Bicke).

El film concentra buena parte de su tiempo y esfuerzos dramáticos en describir la gris cotidianidad de un ser pusilánime e idealista a la vez, patético y honesto al mismo tiempo, que soporta los abusos de su tiránico y manipulador jefe (el gran Jack Thompson) y el rechazo de su ex esposa (Naomi Watts), mientras intenta conseguir un préstamo bancario que le permita aplicar sus buenas intenciones comerciales como empresario independiente.

Mueller aparece como un narrador tan correcto como convencional y maneja con bastante sobriedad ese progresivo descenso a los infiernos personales de su criatura. Sólo se le puede cuestionar unos cuantos anacronismos en las tomas finales del aeropuerto (aviones y letreros actuales); cierta falta de una marcación más exigente hacia un Sean Penn que construye con gran (¿demasiada?) técnica una caracterización tan imponente que por momentos distrae la atención del relato hasta perder incluso cierta credibilidad, y la utilización de una voz en off algo recargada como recurso permanente para transmitir las sensaciones íntimas de este hombrecito acostumbrado a rebajarse, a agachar la cabeza, a vivir en medio de una fabulación y de una sumisión frente a los más poderosos.

El tono medio controlado del relato sólo se quiebra en una escena que apuesta -con acierto- al absurdo: Bicke se siente repentinamente atraído por el discurso radical de las Panteras Negras y se acerca a una de sus sedes para proponerles que se cambien la denominación por la de "cebras", para así poder incorporar a blancos que, como él, comparten sus postulados.

La climática fotografía del mexicano Emmanuel Lubezki ("Y tu mamá también") y los sólidos trabajos en personajes secundarios del apuntado Jack Thompson o de Don Cheadle, como el único amigo y posible socio de Bicke, resultan otros aliados para que Mueller construyera en esos días de furia setentistas un más que digno e inquietante debut.

Diego Batlle (La Nación)


"Dias de furia"

The Assassination of Richard Nixon
Estados Unidos, 2004, 95 minutos

Dirección
Niels Mueller

Producción:
Alfonso Cuaron y Jorge Vergara

Guión:
Kevin Kennedy y Niels Mueller

Fotografía:
Emmanuel Lubezki

Música:
Steven M. Stern

Montaje:
Jay Cassidy

Protagonistas:
Sean Penn, Naomi Watts, Don Cheadle, Jack Thompson, Michael Wincott



Calificacion: 7

Género
Suspenso

Estreno en Argentina
13/10/2005

Links
Website oficial



© FOTOGRAMA.com