Secciones
 HomePage
 Estrenos
 Especiales
 Recomendadas
 Reviews
 Actualidad
 Festivales
 Perras de Película
 Potros de Película
 Estrenos en video
 Estrenos en DVD
 Yo Actor
 Yo Director
 Staff
 Servicios
 Suscripción
 Contactate
 Downloads
 Wallpapers





Reviews
Publicado el 27/08/2005

2046 - Los secretos del amor

Así de pendular y desconcertante es "2046", el séptimo largometraje del realizador chino, pero adalid de la nueva ola del cine hongkonés, Wong Kar-wai.

Cuatro años de rodaje marcados por enfrentamientos con el gobierno chino, por la epidemia de SARS y por desastres financieros (el presupuesto final creció hasta los 18 millones de dólares), constantes cambios en el elenco y en la historia, tres directores de fotografía y costosos efectos visuales convirtieron a la producción de este film retrofuturista en una odisea, un calvario tan épico como el propio tono de la película.

Perfeccionista, megalómano y tiránico, Wong Kar-wai construyó en "2046" otro melodrama sobre el amor loco y torturado (en verdad, sobre el deseo y la imposibilidad de su concreción) que resulta una ampliación de las búsquedas estéticas, temáticas y narrativas de su película previa, la bastante más contenida, reprimida, sublimada y redonda "Con ánimo de amar".

El título alude a una novela de ciencia ficción que escribe el protagonista, a un tren que viaja en el tiempo, a un estado mental de felicidad idílica ubicado en el futuro y al número de habitación de una pensión. "2046" es todo eso y, al mismo tiempo, una conjunción y profundización de las principales obsesiones de su director: el tiempo que todo lo atrapa y lo consume, la memoria que agobia y traiciona, la identidad que nunca se alcanza, la añoranza por lo que se amó y no se puede tener, el desprecio por aquello que se posee pero que no se es capaz de amar con la intensidad necesaria.

Tony Leung -actor fetiche de Wong Kar-wai- interpreta nuevamente al señor Chow, periodista y escritor visto en "Con ánimo de amar", mientras que la atribulada heroína que allí encarnó Maggie Cheung apenas aparece ahora en unos pocos planos y ha sido reemplazada por otras cuatro estrellas asiáticas: Zhang Ziyi ("El tigre y el dragón"), Gong Li (la musa de Zhang Yimou), Faye Wong y Carina Lau.

Sinfonía cinematográfica que repite sus movimientos, su leit-motiv, una y otra vez con sutiles variaciones, "2046" también encuentra en la ópera no sólo un fuerte sostén musical, sino incluso la fuerza espiritual que le da vida.

Wong Kar-wai se permite subvertir esos y otros tabúes del cine asiático, mientras apela también a todos los recursos visuales y narrativos a su alcance: filma por primera vez en pantalla ancha y con lentes anamórficos; utiliza aforismos, carteles, imágenes de archivo y una permanente voz en off que interactúan con los diálogos y amplifican la carga lírica y nostálgica del relato, y salta del idealizado 2046 a las decadentes habitaciones del hotel Oriental en el convulsionado Hong Kong de fines de la década de 1960, donde se producen crímenes pasionales y -ahora sí- Chow mantiene fogosos encuentros sexuales con sus diversas pretendientes. La audacia se extiende también a los diálogos: Leung habla en cantonés; Gong Li y Zhang Ziyi, en mandarín, y el astro japonés Takuya Kimura, en su idioma, incluso en las escenas en las que dialogan entre ellos.

Fascinante y misterioso estudio sobre la manipulación, los celos, la pasión, los distintos grados de compromiso en las relaciones afectivas y la imposibilidad de construir un futuro sin resolver las cuentas pendientes con el pasado, "2046" encuentra en Tony Leung a un intérprete perfecto para esta mezcla de escritor bohemio a la Charles Bukowski, intelectual proustiano, Don Juan melancólico, galán de cine clásico y voyeurista profesional.

Los rubros técnicos -como en todo el cine de Wong Kar-wai- son prodigiosos. Cada plano es una obra de arte trabajada con la obsesividad y la sensibilidad de los grandes maestros. Los tres directores de fotografía (el australiano Christopher Doyle, el hongkonés Lai Yiu-fai y el chino Kwan Pung-leung) hacen magia con la luz y las diferentes texturas de las imágenes, mientras que igual de fastuoso es el aporte de su habitual diseñador y montajista William Chang. La ecléctica banda de sonido es otro regocijo para cinéfilos-melómanos, ya que combina las evocativas composiciones originales del alemán Peer Raben (viejo compañero artístico de Rainer Werner Fassbinder) y del japonés Shigeru Umebayashi con temas de Xavier Cugat, Mel Tormé o Zbigniew Preisner y las voces de Nat King Cole, Connie Francis o Dean Martin.

El director de "Felices juntos", "La caída de los ángeles" y "Chungking Express", probablemente uno de los pocos (¿últimos?) verdaderos genios visionarios del cine contemporáneo, construye una película excesiva, imperfecta, pero al mismo tiempo sofisticada y de una belleza embriagadora. Con este film Wong Kar-wai alcanza su cumbre poética, la culminación de una búsqueda y una estilización que a estas alturas también parece al borde del agotamiento. Está en él y en su enorme talento e intuición demostrar si, una vez más, es capaz de reinventarse a sí mismo.

Diego Batlle (La Nación)


"2046 - Los secretos del amor"

2046
Hong Kong, China, Francia, Alemania, Italia, 2004, 129 minutos

Dirección
Wong Kar-wai

Producción:
William Chang

Guión:
Wong Kar-wai

Fotografía:
Christopher Doyle, Lai Yiu-fai y Kwan Pung-leung

Música:
Peer Raben y Shigeru Umebayashi

Montaje:
William Chang

Protagonistas:
Tony Leung, Zhang Ziyi, Gong Li, Takuya Kimura, Faye Wong, Carina Lau, Chang Chen y Maggie Cheung



Calificacion: 8

Género
Drama

Estreno en Argentina
25/08/2005

Links
Website oficial



© FOTOGRAMA.com