Secciones
 HomePage
 Estrenos
 Especiales
 Recomendadas
 Reviews
 Actualidad
 Festivales
 Perras de Película
 Potros de Película
 Estrenos en video
 Estrenos en DVD
 Yo Actor
 Yo Director
 Staff
 Servicios
 Suscripción
 Contactate
 Downloads
 Wallpapers





Reviews
Publicado el 14/10/2004

Atractivo film argentino

El barrio de monobloques parece interminable, casi una ciudad en la que los edificios bordean largas avenidas y generan, de paso, cierta sensación de laberinto sin salida. Esteche está por casarse; se viste con su mejor camisa roja y se despide de la soltería con sus mejores amigos. Son gente más o menos marginal. No se sabe a qué se dedican, pero sí que tienen un aspecto de temer. Hablan de esos temas que pueden escucharse en cualquier bar de estación terminal, y lucen como esa gente que anda en negocios sucios, asuntos políticos turbios o algo parecido. Llega el momento de la boda, al aire libre, a pleno sol, en una pequeña plaza rodeada de edificios grises y mugrientos que invaden cualquier perspectiva y, con fondo de cumbia, también la muerte. O casi la muerte. Desde ese momento, Esteche comienza a resistirse a su muerte. Que, indefectiblemente, tiene que llevárselo.

Pasada la primera hora de proyección, casi sin diálogo alguno, la cámara del debutante Néstor Mazzini demuestra que el lenguaje de las imágenes (si existe un director con talento para manejarla) puede ser más que suficiente para transmitir inquietud al espectador. De allí en más, aquellos amigos y otros vecinos del lugar convierten al ausente a la fuerza en eje de sus intrigas. Parece que están detrás de un dinero, producto de oscuras relaciones que unen y enfrentan a los habitantes de la zona, que terminarán negociando qué papel le darán finalmente en esta historia, como si se tratara de tribus salvajes en una auténtica jungla de cemento. Unos y otros tejen alianzas, sacan conjeturas acerca de lo ocurrido, o lo que está por suceder, y de golpe nuevamente aparece Esteche, que es testigo de esa confabulación que, antes o después de lo ocurrido en su casamiento, tiene como meta convertirlo en chivo expiatorio de ilícitos ajenos, y así sacárselo de encima.

A pesar de cierto caos con eco de pesadilla que segundo tras segundo intenta atrapar al espectador, y de una fuerte caída de tensión -si se tiene en cuenta el pico alcanzado en la primera media hora-, Mazzini consigue lo que se proponía: dar un papel fundamental a la arquitectura ominosa del barrio porteño de Lugano 1 y 2 (recreado desde el excelente plano secuencia de los títulos), un mundo con vida y rutinas propias condicionadas por su diseño y su decadencia. En buena medida, la historia de Esteche (con el rostro imperturbable de Roberto Lavezzari) y sus sucesivas muertes, tienen que ver con las pulsiones de una arquitectura que nació muerta y que, de alguna manera, muere permanentemente.

Mazzini demuestra, además, que sabe cómo sacar partido de la flexibilidad de trabajar el registro digital, una pantalla más horizontal que de costumbre, los encuadres, los recortes de rostros y siluetas desprolijos, los claroscuros, y del protagonismo de la música minimalista, que aparece y desaparece cuando tiene que hacerlo. Es probable que cierta confusión que deviene precisamente de ese clima de pesadilla que invade la pantalla al promediar la proyección resulte contraproducente. Sin embargo, el cuidado estético y las convincentes actuaciones -incluso las que seguramente no son profesionales-, descomprimen esas deficiencias hasta llegar a un desenlace que permite, de una vez por todas, el descanso eterno del ausente que, a pesar de morir a los veinte minutos, nunca dejó de estar presente, en el recuerdo, la duda y hasta en la fantástica realidad construida por un entorno que, seguramente, sólo es parte de sus últimos segundos de vida.

Claudio D. Minghetti (La Nación)


"QPN / Que lo pague la noche"


Argentina, 2003, 80'

Dirección
Néstor Mazzini

Guión:
Néstor Mazzini

Fotografía:
Marcelo Moreno

Música:
Leandro de Loredo

Montaje:
Agustín Torre

Protagonistas:
Roberto Lavezzari, Egar Rizze, Felipe Pino, Anabella Barujel, Alejandro Lafleur, Tomás Colombo



Calificacion: 7

Género
Suspenso

Estreno en Argentina
14/10/2004



© FOTOGRAMA.com