Secciones
 HomePage
 Estrenos
 Especiales
 Recomendadas
 Reviews
 Actualidad
 Festivales
 Perras de Película
 Potros de Película
 Estrenos en video
 Estrenos en DVD
 Yo Actor
 Yo Director
 Staff
 Servicios
 Suscripción
 Contactate
 Downloads
 Wallpapers





Reviews
Publicado el 28/07/2004

Una truculenta galería del terror

Como un freak show, un viaje velocísimo poe el antiguo Tren Fantasma, o por aquella Galería del Terror de los parques de diversiones infantiles, 1000 cuerpos es, más que una película de terror, un espectáculo sobre las películas de terror. Más específicamente, sobre ese subgénero slasher (el de asesinos psicópatas que persiguen, matan y mutilan a jóvenes curiosos e inocentes con las más variadas formas de sadismo) tan célebre gracias a películas como La masacre de Texas o La noche de los muertos vivos.

En su debut como director, Rob Zombie (el músico y lider de la banda de metal White Zombie) se mete en ese universo tan caro al medioeste norteamericano: la ruta nocturna y solitaria, la mitología de los asesinos seriales, las porristas desaparecidas, las familias psicóticas, las temibles casas del terror, la Noche de Brujas, el peligro del auto-stop, las gasolineras siniestras. Todo un territorio y una galería de personajes que parece ser un grandes éxitos del subgénero.

Así, 1000 cuerpos es una metapelícula de terror. Es decir, no mete demasiado miedo, sino que, más bien, se dedica a revisitar todas las formas en las que el cine puede meter miedo. Y lo hace desde un distanciamiento y una expresividad visual (super 8, 35 mm., fotos, imágenes viradas al negativo, blanco y negro, etc.) que transforman al filme en una experiencia bastante intrigante, especialmente para el público aficionado al género.

La historia no es demasiado distinta a tantas otras del género. Cuatro jóvenes (dos chicos y dos chicas) se internan en una ruta semidesierta con su auto en busca de recopilar mitos populares. El que más les interesa es el de un asesino serial conocido como Dr. Satán. En su viaje, paran en una gasolinera atendida por un curioso personaje maquillado de payaso siniestro que regentea una suerte de tren fantasma sobre míticos asesinos seriales (Sid Haig, clásico actor de clase B).

Salen de allí vivos (el hombre es extraño y violento, pero no les hace daño), para terminar cayendo en la trampa de una familia que hace parecer a los Locos Addams como los Flanders de Los Simpson. Uno de ellos les pincha las ruedas del auto con un disparo, luego una chica sugestiva de sombrero texano los acerca a la casa donde supuestamente les van a arreglar el móvil. Y allí, zas: la familia del terror.

Contar más sería arruinar las sorpresas y detalles del filme, que va enloqueciendo con el correr de los minutos, incluyendo todos los tópicos y posibilidades truculentas del género. Rob Zombie se propuso hacer un filme de culto —casi como un Kill Bill del cine slasher, con un elenco de veteranos del género y citas por doquier— y llevar al cine una estética similar a las de sus shows. Y lo ha logrado. Con un presupuesto bastante importante (la productora no se ha ahorrado en gastos), Rob Zombie armó una película tan grotesca como simpática, un festival sangriento para tirar ketchup al techo.

Diego Lerer (Clarín)


"1000 cuerpos"

House of 1000 Corpses
Estados Unidos, 2000-2003, 88'

Dirección
Rob Zombie

Guión:
Rob Zombie

Fotografía:
Alex Poppas y Tom Richmond

Música:
Scott Humphrey y Rob Zombie

Montaje:
Kathryn Himoff, Robert K. Lambert y Sean K. Lambert

Protagonistas:
Sid Haig, Bill Moseley, Sheri Moon, Karen Black, Chris Hardwick, Erin Daniels, Jennifer Jostyn, Rainn Wilson y Tom Towles



Calificacion: 7

Género
Terror

Estreno en Argentina
22/07/2004



© FOTOGRAMA.com