Secciones
 HomePage
 Estrenos
 Especiales
 Recomendadas
 Reviews
 Actualidad
 Festivales
 Perras de Película
 Potros de Película
 Estrenos en video
 Estrenos en DVD
 Yo Actor
 Yo Director
 Staff
 Servicios
 Suscripción
 Contactate
 Downloads
 Wallpapers





Reviews
Publicado el 27/05/2004

Lo que el viento se llevó

Bien dicen que la Naturaleza es sabia. En uno de los momentos más trágicos que (sobre)viven los protagonistas de El día después de mañana, el gobierno mexicano cierra las fronteras al sur del Río Grande e impide el ingreso ilegal de estadounidenses al país del Chapulín Colorado. Hasta que el vicepresidente —el presidente murió— perdona toda la deuda a Latinoamérica. Y entonces sí, el Tercer Mundo abre los brazos a los necesitados hermanos norteamericanos...

La curiosa contracorriente se explica por un cataclismo histórico, tanto que no había ocurrido en los últimos 10.000 años. El calentamiento global derrite los hielos. Nieva en la India, llueve hielo en Japón, hay ciclones en Los Angeles, y todo parece indicar que ha nacido una nueva Era de hielo.

La película había comenzado mucho más al sur, en la Antártida, con la bandera de las estrellitas flameando y el paleoclimatólogo Jack Hall —separado, un hijo— que trabaja las 24 horas. Una posibilidad es que lo haga para pagar la cuota alimentaria del adolescente (jake Gyllenhaal), que quedó aislado en la Biblioteca pública de Nueva York, cuando Manhattan se inunda algo más que Belgrano cuando caen cuatro gotas.

Pero no.

El alemán Roland Emmerich, al frente de esta superproducción como director, productor y guionista, como hace dos semanas su compatriota Wolfgang Petersen y Troya, aprovecha cada dólar y lo pone en la pantalla o en los baffles de sonido digital. Aunque los efectos especiales que muestran cómo Nueva York queda bajo el agua son muy superiores a los de Impacto profundo, Emmerich no está aquí a la altura de Día de la Independencia. Al alemán la amenaza externa —extraterrestres en Día..., el monstruo Godzilla, el catastrófico clima— le sirve para supuestamente homogeneizar la masa humana contra el peligro, pero al maestro pastelero se le perdió la cereza para ponerla arriba del postre.

Varias historias no cierran o han quedado truncas. Conviene no ver la película con ojos desconfiados —Jack (Dennis Quaid) soporta fríos casi glaciares sin estornudar, pasan días y en Nueva York a nadie le crece la barba— porque la atención debe estar en la catástrofe, la espectacularidad, y hay suspenso bien dosificado y efectos para quedar boquiabiertos...

Y hasta un latino, encargado de la limpieza de un edificio en Los Angeles, que escucha en la radio que "Argentina gana uno a cero". El día después de mañana gana, sí, pero no por goleada.

Pablo O. Scholz (Clarín)


"El día después de mañana"

The Day After Tomorrow
EE.UU., 2004, 122'

Dirección
Roland Emmerich

Guión:
Roland Emmerich y Jeffrey Nachmanoff

Fotografía:
Ueli Steiger

Música:
Harald Kloser

Protagonistas:
Dennis Quaid, Jake Gyllenhaal, Ian Holm, Emmy Rossum, Sela Ward y otros



Calificacion: 6

Género
Acción

Estreno en Argentina
27/05/2004



© FOTOGRAMA.com