Secciones
 HomePage
 Estrenos
 Especiales
 Recomendadas
 Reviews
 Actualidad
 Festivales
 Perras de Película
 Potros de Película
 Estrenos en video
 Estrenos en DVD
 Yo Actor
 Yo Director
 Staff
 Servicios
 Suscripción
 Contactate
 Downloads
 Wallpapers





Reviews
Publicado el 13/05/2004

La caca de la paloma no es ninguna señal

Frances ronda los cuarenta y no se siente, digamos, bien consigo misma. Un poco cansada y otro más harta de escribir reseñas de libros, en una presentación un autor despechado le da indicios de que algo no funciona en su matrimonio.

Plano siguiente, Frances está sentada con los ojos húmedos de las peores lágrimas mientras escucha cómo su abogado le anuncia que, a esta altura, su ex le demanda la mitad de la casa en San Francisco y gastos de alimentación. Siendo él el infiel, la extrañeza es grande, pero no la única que depara la visión de Bajo el sol de Toscana, siempre y cuando uno no tenga en la cabeza cosas más importantes en las que pensar que preocuparse por Frances.

Bien dicen que no hay mal que por bien no venga, y Frances se va en un tour gay —ella es heterosexual, pero sus amigas, que le regalan el pasaje, no— a la Toscana. Allí el azar, o unas ovejitas, quiere que el micro se detenga frente a una hermosa villa, casualmente en venta. Ya se sabe lo que pueden hacer los norteamericanos en el extranjero cuando se les mete algo en la cabeza.

Pero la ancianita dueña de la villa no quiere venderle, a menos que le llegue una señal de Dios. La misma aterriza en la frente de Frances en forma de caca de paloma, la turista se acomoda en la desvencijada casona e intenta redescubrir el amor en el rostro, el cuerpo y lo que siga de Marcello.

"¡Sí, puedo, sí, puedo"!, grita agarrada de los barrotes de su cama, sola, demostrándose que con el físico de Diane Lane, sí, todo se puede. Tras Infidelidad, con Richard Gere, parecía que la carrera de la actriz de Calles de fuego y ex de Christopher Lambert se reorientaba. Pero no. El filme de Audrey Wells, la guionista de George de la selva —a la que autohomenajea—, va languidenciendo a medida que recorre uno tras otro los clisés en el cine de la-mujer-abandonada-que-quiere-recuperar-el-amor.

"¿Qué esperabas?", le dirá Marcello, que no estaba solterito como ella creía. Lo mismo cabe preguntar sobre la inclusión de Mario Monicelli como un anciano que lleva flores por la calle de tierra. Frances, el personaje, es de esos que evolcucionan a lo largo del viaje. Bah, al menos al final ya no lloriquea, sonríe. La caca de la paloma no es ninguna señal.

Pablo O. Scholz (Clarín)


"Bajo el sol de Toscana"

Under the Tuscan sun
Estados Unidos/Italia, 2003, 113'

Dirección
Audrey Wells

Producción:
Tom Sternberg y Audrey Wells

Guión:
Audrey Wells

Fotografía:
Geoffrey Simpson

Música:
Christophe Beck

Protagonistas:
Diane Lane, Sandra Oh, Lindsay Duncan, Raoul Bova, Pavel Szajda, Roberto Nobile



Calificacion: 5

Estreno en Argentina
13/05/2004



© FOTOGRAMA.com