Secciones
 HomePage
 Estrenos
 Especiales
 Recomendadas
 Reviews
 Actualidad
 Festivales
 Perras de Película
 Potros de Película
 Estrenos en video
 Estrenos en DVD
 Yo Actor
 Yo Director
 Staff
 Servicios
 Suscripción
 Contactate
 Downloads
 Wallpapers





Reviews
Publicado el 20/11/2003

Con la mirada en Occidente

Hubo un tiempo en que, a consecuencia de un sistema anquilosado y de una censura férrea y estúpida, pudo sostenerse que los filmes de la por entonces Unión Soviética atrasaban 40 años. Por algunas razones similares y otras diferentes (y por fortuna con notables excepciones), podría decirse lo mismo de ciertos productos provenientes de China continental.

Soñando juntos parece, con las salvedades de tiempo, circunstancias históricas y geografía, la clase de melodramas que Holly wood practicaba décadas atrás. A veces, como en Rapsodia, con menos verosimilitud que romanticismo. O como en tantos centrados en niños dotados artísticamente, abrumados por progenitores divididos entre el amor, la codicia y la patología.

En ésta la acción transcurre en un villorio provincial de la actualidad y el prodigio de turno se llama Xiaochung, que tiene 13 años y toca el violín maravillosamente, alentado por Liu Cheng, un padre campesino e ignorante. Que lo quiere bien y sacrifica cuanto tiene para llevarlo a Beijing donde, guiado por los mejores profesores, espera que el talento del chico florezca.

Oscilando entre dos maestros sucesivos (uno, el más conservador, jugado por el propio Chen Kaige) y una joven prostituta que alternativamente lo mandonea y lo protege, el joven Xiaochun va creciendo en su técnica y como persona. Según quiere decir la película —y rara vez lo consigue— comprendiendo que debe optar entre la perfección artística, el perder su alma o su espíritu (o el equivalente correspondiente en una nación comunista), o responder con lealtad a la devoción que le demuestran sus seres queridos.

O algo parecido. Las opciones, de haberlas, parecen demasiado complejas para cualquiera y más aún para un adolescente.

Chen Kaige, que supo enriquecer la pantalla con Adiós mi concubina, no obtiene idéntica claridad expositiva con Soñando juntos, donde inclusive el elenco no supera la medianía. Una limitación harto evidente en el protagonista Tang Yun, que en las secuencias como violinista (aunque el sonido lo aporte otro) es más acertado que en la pura actuación. La madera está en ambos casos pero en uno de ellos no es un elogio.

Anibal M. Vinelli (Clarín)


"Soñando juntos"

Together
China-Corea del Sur, 2002, 117'

Dirección
Chen Kaige

Guión:
Chen Kaige y Xue Xiaolu

Fotografía:
Kim Hiungkoo

Música:
Zhao Ling

Montaje:
Zhou Ying

Protagonistas:
Liu Peiqi, Tan Yung, Chen Hong, Wang Zhiwen, Chen Kaige



Calificacion: 4

Estreno en Argentina
20/11/2003

Links
Website oficial



© FOTOGRAMA.com