Secciones
 HomePage
 Estrenos
 Especiales
 Recomendadas
 Reviews
 Actualidad
 Festivales
 Perras de Película
 Potros de Película
 Estrenos en video
 Estrenos en DVD
 Yo Actor
 Yo Director
 Staff
 Servicios
 Suscripción
 Contactate
 Downloads
 Wallpapers





Reviews
Publicado el 20/11/2003

Cuando la venganza llama

El western no ha muerto del todo, es cierto, pero ha visto tiempos mejores. A excepción de Los imperdonables son contados los casos de historias del Viejo Oeste que hayan funcionado en las últimas décadas.

De hecho, Costner había proba do con ese pseudo-western que fue Danza con lobos, película que sirvió como matriz de su idea del cine. En Pacto de justicia se combina su destreza narrativa con cierta tendencia a la impostación y a la grandilocuencia, y su afinada sensibilidad para los géneros patinada por algo de blandura y sentimentalismo.

Pacto... no es un homenaje al género sino un western hecho y derecho. Uno que combina motivos clásicos del género como el traslado de ganado, el pueblo dominado por un sheriff corrupto al servicio de un mafioso, y la camaradería y solidaridad masculinas. Un poco de Río Rojo, otro de Duelo de titanes y hasta se puede decir que el personaje de Costner tiene la oscuridad de aquellos que interpretaba James Stewart para Anthony Mann.

Costner y Robert Duvall son Charley y Boss, dos hombres que se dedican al traslado y venta de ganado, y lo hacen acompañados por dos laderos algo torpes, Button (Diego Luna) y Mose (Abraham Benrubi) y un perro que arruina el clima cada vez que aparece. Cuando Mose va al pueblo, se mete en problemas con la policía, que lo mete preso y lo golpea. Cuando Charley y Boss van a buscarlo, unos pistoleros atacan al pobre de Button y lo dejan de cama el resto de la película. Eso implica que ha llegado la hora de la revancha. Y que Charley y Boss, por más que vivan tratando de evitar la violencia, deben responder a la afrenta lanzada por el ranchero Baxter (Michael Gambon) y marchar al pueblo con las armas cargadas.

Esto no es todo, claro, porque la película dura 140 minutos y Costner tiende a hacer siempre una o dos de más. Buena parte del tiempo se pierde en panorámicas del oeste teñidas con una música irritante que agrega nada más que postalistas technicolor. Y después está la subtrama romántica entre Costner y Annette Bening, que interpreta a la hermana del doctor del pueblo, un romance al que salva la elegante sobriedad de la actriz, pese a los pucheros de Kevin.

Como director, Costner repite las virtudes y vicios que tiene como actor. Cuando se pone duro, cortante, seco (¿lo recuerdan en La bella y el campeón?), lo suyo se conecta con la mejor tradición, digamos, de un Gary Cooper o de un Howard Hawks. Pero cuando quiere emocionar no puede evitar correrse a la sensiblería y a la pompa (perrito, florcita, postalita, cara de bobalicón) y ahí es donde pierde (y por lejos) en la comparación con Clint Eastwood.

Un párrafo aparte merece Duvall. Después de verlo pifiar feo con Assassination Tango, el hombre demuestra aquí porque es uno de los mejores actores de Hollywood. Con la sobria serenidad de alguien que ya vio pasar todo, montado al caballo como si fuera un viejo amigo suyo, Duvall es aquí la quintaesencia del boss, del jefe. Los demás, algunos más aventajados que otros, son sólo simples alumnos.

Diego Lerer (Clarín)


"Pacto de justicia"

Open Range
EE.UU., 2003, 138'

Dirección
Kevin Costner

Guión:
Craig Storper

Fotografía:
James Muro

Música:
Michael Kamen

Montaje:
Michael J. Duthie y Miklos Wright

Protagonistas:
Robert Duvall, Kevin Costner, Annette Bening, Diego Luna, Michael Gambon, Michael Jeter, Abraham Benrubi



Calificacion: 6

Género
Aventuras

Estreno en Argentina
20/11/2003



© FOTOGRAMA.com