Secciones
 HomePage
 Estrenos
 Especiales
 Recomendadas
 Reviews
 Actualidad
 Festivales
 Perras de Película
 Potros de Película
 Estrenos en video
 Estrenos en DVD
 Yo Actor
 Yo Director
 Staff
 Servicios
 Suscripción
 Contactate
 Downloads
 Wallpapers





Reviews
Publicado el 30/10/2003

Mejor actor que ladrón

El actor George Clooney preguntaba y se preguntaba hablando de la remake de Nueve reinas: "¿Cuál es la necesidad de rehacer un buen filme?". La respuesta más obvia —y que él mismo ofrecía— es la siguiente: es una buena historia que vio poca gente (o casi nadie recuerda) y que merece ser dada a conocer a un público, digamos, masivo.

Algo parecido deben haber pensado los productores de Un gran ladrón cuando decidieron tomar de base el clásico del cine negro francés, Bob le flambeur, dirigido por Jean-Pierre Melville en 1955, y hacer una actualizada remake con Nick Nolte como protagonista.

La idea no era del todo mala —tampoco el actor elegido para protagonizarla— y la película puede ser vista, simplemente, como un interesante intento de combinar el cine negro de antaño con las más renovadas historias de atracos. Pero, claro, Un gran ladrón pierde y mucho frente a la severa rigurosidad, la carga dramática y el peso trágico del original.

Nolte interpreta a Bob Montagnet, un ladrón veterano de muchas batallas, jugador empedernido y heroinómano en recuperación constante. Vive en Niza y cuándo no se mete en peleas por mujeres, está rodeado de un poco agraciado grupo de jugadores, dealers, prostitutas y drogadictos. Con la policía ya tiene un trato de viejos amigos, todos conocen sus mañas y saben que trae entre manos.

Pero todo parece estar a punto de cambiar cuando surge la idea del gran golpe, un robo tramposo al Casino de Montecarlo que, suponen sus autores, sorprenderá a la policía y les permitirá irse con un buen fajo de euros. La idea no es robar el dinero, sino los carísimos cuadros originales que los dueños del casino guardan en un depósito cercano al elegante edificio.

El equipo está listo, con sus especialistas y —un clásico en este tipo de relatos—, una mujer disputada por varios. Las cosas, se sabe, tomarán un curso inesperado. Tan inesperado, de hecho, que la última media hora del filme poco y nada tiene que ver con el relato original.

Los cambios resultan curiosos. Por un lado, resulta bienvenido un cierto grado de originalidad a una trama que todo conocedor del original espera. Pero, por otro, las alteraciones no mejoran al filme sino que, por el contrario, lo aligeran, le quitan su carga dramática. En Bob..., se trataba de un veterano solitario que se juega una última chance en la vida. Aquí es un pendenciero parlanchín que solo parece querer salirse con la suya, quedarse con el dinero y con la chica.

Es mérito de Neil Jordan, el dispar realizador de El juego de las lágrimas, Mary Reilly y Michael Collins, lograr zafar del for mato filme de estafadores-especialistas que viene siendo popular de La gran estafa a esta parte.

Pero, hay que admitirlo también, buena parte del mérito es de Nick Nolte, cuya grave densidad, su forma de caminar la pantalla como un oso herido dispuesto a dar una última batalla, hace que el filme cobre una carga dramática que ni siquiera parece estar en el guión original.

Igual que en Hulk —película que transformaba en tragedia griega solo mediante su peinado—, Un gran ladrón se engrandece por su sola presencia. De hecho, debería llamarse "un gran actor". Y punto.

Diego Lerer (Clarín)


"Un gran ladrón"

The Good Thief
Francia-Canadá, 2002, 108'

Dirección
Neil Jordan

Guión:
Neil Jordan

Fotografía:
Chris Menges

Música:
Elliot Goldenthal

Protagonistas:
Nick Nolte, Tcheky Kaeyo, Gerard Darmon, Said Taghmaoui y otros



Calificacion: 6

Género
Policial

Estreno en Argentina
30/10/2003

Links
Website oficial



© FOTOGRAMA.com