Secciones
 HomePage
 Estrenos
 Especiales
 Recomendadas
 Reviews
 Actualidad
 Festivales
 Perras de Película
 Potros de Película
 Estrenos en video
 Estrenos en DVD
 Yo Actor
 Yo Director
 Staff
 Servicios
 Suscripción
 Contactate
 Downloads
 Wallpapers





Reviews
Publicado el 16/10/2003

Adiós, Mister Bush

Casi tan viejas como el cine sonoro, las películas de ambientes estudiantiles reconocen un antecesor insoslayable en Adiós Míster Chips, aquella obra de 1939 propicia a las emociones fáciles que, igualmente, se enaltecía con una finísima interpretación de Robert Donat.

En Lección de honor, aunque mucha agua haya corrido bajo el puente, ciertos ejes narrativos no difieren demasiado de lo establecido por dicha pionera: el maestro devoto y sacrificado, el concepto ético, los alumnos bulliciosos y una pizca de romanticismo.

Subrayando el concepto docente tomado del modelo inglés, la acción transcurre en una exclusiva escuela de pupilos de la costa este de los Estados Unidos, hacia 1976. Es cuando el profesor de Historia William Hundert inaugura otro semestre de su materia, que tiene como objetivo moldear el carácter de sus educandos y como herramienta un torneo llamado Señor Julio César. Donde los adolescentes compiten como en un programa televisivo de preguntas y respuestas en torno a la vida del conquistador de las Galias. El torneo está inevitablemente teñido de show ya que ésta es una película hollywoodense.

La mayor parte de los alumnos son honrados y con deseos de aprender, salvo la infaltable oveja negra, Sedgewick Bell, hijo de un senador que lo ha imbuido del deseo de triunfar a cualquier costo, hasta haciendo trampas.

Así que frustrando la alegría inicial del buenazo de Hundert, que creía haber captado la atención de Sedgewick, éste mejora pero, al cabo, emplea sus mejores malas artes para ganar su libra de laureles. Sin embargo, muchos años después, en lo que parece una pizca de remordimiento, ya un millonario e inminente político, Sedgewick convoca a sus condiscípulos y al viejo maestro para repetir el torneo.

Desde esta lejana y castigada latitud el escenario de claustros lujosos y profesores bien pagos semejan remotos y aunque no se aluda a ningún tipo de partido, el filme parece republicano e imperial por los cuatro costados. Y contradictorio cuando se cita como ejemplo a aquel modelo de contradicciones —la redundancia es deliberada— de Julio César, general genial e invasor despiadado.

Kline, como Hundert, ofrece una labor excluyente, aunque todavía no iguale a sus triunfos en Broadway con On the Twentieth Century y Los Piratas de Penzance: para ello habrá que esperar a ver qué hace con Delovely, la esperada biografía de Cole Porter.

Por fin, por lo que sugiere, por sus predilecciones y modelos, Lección de honor podría haberse llamado, sin desentonar, Adiós Míster Bush.

Anibal M. Vinelli (Clarín)


"Lección de honor"

Emperor's Club
EE.UU., 2003, 108'

Dirección
Michael Hoffman

Guión:
Neil Tolkin

Música:
James Newton Howard

Protagonistas:
Kevin Kline, Steven Culp, Embeth Davidtz, Patrick Demsey y otros



Calificacion: 5

Género
Drama

Estreno en Argentina
16/10/2003

Links
Website oficial



© FOTOGRAMA.com