Secciones
 HomePage
 Estrenos
 Especiales
 Recomendadas
 Reviews
 Actualidad
 Festivales
 Perras de Película
 Potros de Película
 Estrenos en video
 Estrenos en DVD
 Yo Actor
 Yo Director
 Staff
 Servicios
 Suscripción
 Contactate
 Downloads
 Wallpapers





Reviews
Publicado el 18/09/2003

Las palabras y las cosas

Ante películas como Conversación nocturna, el documental que Georges Gachot realizó sobre la pianista argentina Martha Argerich, cabe plantearse algunas preguntas respecto al género "documental sobre artistas", y su correspondiente análisis crítico: ¿qué se premia, se celebra, se critica al ver un filme como éste? ¿El talento de la artista, del director a la hora de mostrar su obra, la claridad, el didactismo, la comprensibilidad, el hallazgo de materiales, la entrevista en sí?

La pregunta tendrá distintas respuestas, obviamente, pero sólo una parece imponerse con claridad durante el transcurso del filme y no es ninguna de las citadas. Habría que hablar, en cambio, de un concepto de verdad cinematográfica, de transparencia, casi de pureza de materiales. Gachot deja que sean el rostro y las manos de Argerich las que cuenten la historia. No hay una biografía mayor de la que está inscripta en esos territorios, en esos dedos que recorrieron escenarios en casi medio siglo de carrera (las primeras imágenes que se ven aquí datan de 1957), y en ese rostro que es aquel y no lo es. En expresiones casi sueltas, que combinan ligera seducción con ironía, y que se permiten el recuerdo pero siempre a resguardo de caer en la melancolía, Argerich y Gachot hacen una película que fluye en tiempo presente, donde una interpretación de 1979, otra de 1967 y un ensayo grabado en 2001 conviven en armonía.

No hay mejor historia que la que evita el dato de la biografía y en ese sentido el filme es ejemplar. Podemos adivinar casi todo de Argerich sin que lo diga nadie. Está en su pequeña anécdota infantil acerca de su relación con Paganini y con el Cuarto Concierto de Beethoven; en su humorístico racconto de su primera "cancelación" de un concierto o en su performance de la Partita en Do Menor de Bach.

Argerich abre el juego a la hora de combinar interpretación con biografía cuando comenta su relación personal con los compositores, cómo siente que Schumann es para ella "fácil" y cómo dos autores se pueden llevar mal entre sí ("se celan") si elige interpretarlos uno tras otro.

Que los dedos de Argerich sean prodigiosos, que su sensibilidad nos atrape desde el primer momento o que los fragmentos elegidos sean o no los mejores de su repertorio será secundario. Aquí la verdad está dada porque esa persona que surge de la charla reaparece frente al piano, y no hay forma de comprender una sin la otra. Hay un decir elusivo de Argerich que es el decir de sus manos sobre el piano. No hay más secretos. Los agregados —algunos planos porteños, otros costeros— no sirven más que para "airear" la cuestión, necesidad algo banal si se quiere. Con el impecable combo rostro y manos es más que suficiente. Como el notable Saluzzi, sobre otra figura indomable de la música argentina, el documental esquivo no sólo parece una idea impecable, sino la única posible.

Diego Lerer (Clarín)


"Martha Argerich, conversación nocturna"

Martha Argerich, conversation nocturne
Francia-Alemania-Suiza, 2002, 72'

Dirección
Georges Gachot

Fotografía:
Matthias KŠlin y Milivoj Ivkovic

Montaje:
Ruth SchlŠpfer

Protagonistas:
Martha Argerich



Calificacion: 8

Género
Documental

Estreno en Argentina
18/09/2003



© FOTOGRAMA.com