Secciones
 HomePage
 Estrenos
 Especiales
 Recomendadas
 Reviews
 Actualidad
 Festivales
 Perras de Película
 Potros de Película
 Estrenos en video
 Estrenos en DVD
 Yo Actor
 Yo Director
 Staff
 Servicios
 Suscripción
 Contactate
 Downloads
 Wallpapers





Reviews
Publicado el 04/09/2003

No debes estar aquí

Luciano es de esos personajes a los que le suceden cosas muy importantes en su vida —tiene a su padre internado, su mujer lo abandona, lo echan del trabajo, debe dinero— y no tiene un solo amigo, un hermano, un primo o vecino que lo ayude. Solito, Luciano procurará arreglárselas como pueda.

Así le irá.

Luciano es un tipo sin muchas luces, medio calentón y otro medio temeroso. Puede robar dinero en el supermercado coreano en el que trabaja y luego pedir que lo reincorporen, o amenazar con un arma de fuego a la dueña de un kiosco con el fin de asaltarla y luego implorarle perdón.

También Luciano es un tipo vivo, ingenioso, que puede engañar a quienes quieren timarlo, pero poco responsable, a veces, de sus propios actos.

¿Esquizofrénico? No del todo. En medio de sus desesperación, va a parar a manos de un ex terrorista devenido en pseudopastor (Gabriel Goity), y un policía con un pasado non sancto (Jorge Marrale). El primo (Alejandro Awada) de su amada (Paola Krum) será el centro de una venganza y una posibilidad de salir a flote. El naufragio, pese al final edulcorado y reparador, está latente.

Es destacable la entrega de Pablo Echarri por buscar personajes alejados de aquellos que le han dado fama y reconocimiento en la televisión, galanes de telenovela que no le han pedido demasiado. Pero a diferencia de Plata quemada, donde Marcelo Piñeyro extrajo de él una actuación alejada de tics, o hasta en Apasionados, donde parecía que hacía todo de taquito —y bien—, en El séptimo arcángel Echarri nunca termina de dar con el personaje. Tal vez cierta esquizofrenia que marcábamos más arriba atenta contra el actor, que está en cámara en más de un 80 por ciento de los planos.

Pero no debe entenderse esto como que el peso exclusivo de la responsabilidad —que ya tuvo en Solo gente, de Roberto Maiocco— deba recaer en él. Echarri sabe bien qué puede dar, y debió preguntarse si las escenas en las que su personaje flaquea ante terceros tenían su correlato o sustento dramático. No siempre, es la respuesta más justa.

Abrevando levemente en el mundo de Arlt, por Los siete locos, y con un velado homenaje a Cortázar, con el personaje que interpreta Andrea Pietra, La Maga, Juan B. Stagnaro da muestras de profesionalismo. Es el mismo de Casas de fuego, también de La furia y Un día en el paraíso. El séptimo arcángel, con mucho aprovechamientos de exteriores y cuidada producción, es un thriller que coquetea con el drama social y cierta denuncia, y en el que no hay un solo personaje importante que no tenga una conducta torcida. Bueno, en Nueve reinas pasaba lo mismo, pero el propósito era otro y el resultado, también.

Pablo O. Scholz (Clarín)


"El séptimo arcángel"


Argentina, 2003, 92'

Dirección
Juan Bautista Stagnaro

Guión:
Juan Bautista Stagnaro

Fotografía:
Andrés Mazzón

Música:
Iván Wyszogrod

Montaje:
Luis César D´Angiolillo y Guillermo Grillo

Protagonistas:
Pablo Echarri, Alejandro Awada, Gabriel Goity, Paola Krum, Jorge Marrale y Andrea Pietra



Calificacion: 5

Género
Drama

Estreno en Argentina
04/09/2003

Links
Website oficial



© FOTOGRAMA.com