Secciones
 HomePage
 Estrenos
 Especiales
 Recomendadas
 Reviews
 Actualidad
 Festivales
 Perras de Película
 Potros de Película
 Estrenos en video
 Estrenos en DVD
 Yo Actor
 Yo Director
 Staff
 Servicios
 Suscripción
 Contactate
 Downloads
 Wallpapers





Reviews
Publicado el 21/08/2003

En Europa, a cualquier precio

"¿Cómo es que nunca los vi antes?", pregunta (y se pregunta a sí mismo) un personaje de "Negocios entrañables". La respuesta es categórica: "Somos la gente que ustedes nunca ven".

Es como entrar en Londres por la puerta de servicio. Allí están los que han dejado sus países por motivos diversos para terminar descubriendo cuánta hostilidad iba a depararles el soñado paraíso. Están los que subsisten en las sombras, trabajando en negro por unas monedas y con la esperanza de conseguir, a cualquier precio, un pasaporte de la Unión Europea, verdadero o falso; los que se exponen a todos los abusos con tal de mantener guardado el secreto de su clandestinidad.

Conforman un Londres paralelo que es territorio conocido para Stephen Frears. Sólo que en su nueva incursión por ese submundo el realizador inglés ya no encuentra a los indios y paquistaníes de "Ropa limpia, negocios sucios" o "Sammy y Rosie van a la cama", sino a esta inmigración reciente que viene de todas partes y cuya heterogeneidad cultural se disuelve cuando se toma conciencia de la condición común y de las comunes necesidades.

En ese ambiente que describe con seco realismo, Frears combina diversos niveles narrativos. El film expone la lucha por la supervivencia de los inmigrantes, pero también se asoma al mundo subterráneo del tráfico de órganos y asiste discretamente a la historia de amistad y amor de sus dos protagonistas. Si la diversidad de objetivos no conduce al relato a la dispersión es porque hay momentos en que los tres niveles coinciden con naturalidad y por la soltura con que Frears alterna el drama social, la historia de amor, el thriller y la comedia. También es factor de unión la lectura metafórica a que invita una historia en que hay quienes explotan las urgencias de los necesitados para proporcionar los "servicios" y las "mercaderías" que requieren los que están en condiciones de pagar, trátese de una labor doméstica o de un riñón para ser trasplantado.

Quien conduce el relato es Okwe, el médico nigeriano que ha abandonado patria y familia por razones misteriosas y que trabaja como taxista y recepcionista nocturno en el hotel donde se centra la acción, duerme en el sofá que le cede por horas una mucama turca del mismo albergue (una Audrey Tautou sufrida y virginal) y ocasionalmente atiende como médico a otros clandestinos como él; su amigo más próximo es un chino que trabaja en la morgue y cuando es necesario le da refugio.

La punta del thriller asoma cuando Okwe (el excelente Chiwetel Ejiofor) descubre que la obstrucción registrada en el baño de una habitación del hotel ha sido causada por un corazón humano. Denunciar el caso al gerente, un español al que Sergi Lopez dibuja con trazo mefistofélico, no hace sino revelarle la evidencia de un comercio despreciable.

Es notorio que Frears (apoyado en el original guión de Steven Knight y con la invalorable colaboración de Chris Menges en la fotografía) atiende más a la descripción del ambiente y de los marginales anónimos que lo pueblan que a la intriga del thriller. También lo es que es en ese terreno donde consigue sus mayores aciertos, más allá de que algún personaje, como la prostituta africana habitué del hotel, esté próximo al estereotipo.

El versátil director de "Relaciones peligrosas" y "Alta fidelidad" no necesita énfasis para pintar este Londres oculto, sin turistas ni ingleses -cuando aparecen, son agentes de inmigración-, en el que el hotel termina siendo una suerte de purgatorio donde caben los sacrificios y también la redención.

Conviene no quedarse en la superficie anecdótica de "Negocios entrañables" y aceptar la invitación a otras lecturas, más analíticas y reflexivas, que propone el film. La historia, sombría, pero oportunamente aligerada con toques de humor, contiene una observación del mundo en que vivimos que va bastante más allá de los límites de Londres y del complejo fenómeno de la inmigración.

Fernando López (La Nación)


"Negocios entrañables"

Dirty Pretty Things
EE.UU., 2002, 97'

Dirección
Stephen Frears

Producción:
Stephen Frears

Guión:
Steven Knight

Fotografía:
Chris Menges

Música:
Nathan Larson

Montaje:
Mick Audsley

Protagonistas:
Chiwetel Ejiofor, Audrey Tautou, Sergi Lopez, Sophie Okonedo, Benedict Wong, Zlatko Buric, Kriss Dosanjh



Calificacion: 8

Género
Drama

Estreno en Argentina
21/08/2003

Links
Website oficial



© FOTOGRAMA.com