Secciones
 HomePage
 Estrenos
 Especiales
 Recomendadas
 Reviews
 Actualidad
 Festivales
 Perras de Película
 Potros de Película
 Estrenos en video
 Estrenos en DVD
 Yo Actor
 Yo Director
 Staff
 Servicios
 Suscripción
 Contactate
 Downloads
 Wallpapers





Reviews
Publicado el 07/08/2003

Un ojo que espía la intimidad

Se pueden contar con los dedos de una mano las propuestas en tono de comedia que llegan desde la cantera que es el nuevo cine argentino. Los debutantes suelen orientarse hacia el drama antes que buscar la sonrisa del espectador. Casi inaugurando esa tradición llega El juego de la silla, opera prima de la actriz, guionista y productora Ana Katz, surgida de la Universidad del Cine como Pablo Trapero, a quien asistió en Mundo grúa. Y se hace evidente que falta fogonear el género.

El juego de la silla, que desde hace un año se pasea por festivales europeos, recibiendo diferentes distinciones, transcurre en veinticuatro horas y en el seno de una familia. Víctor, el mayor de cuatro hermanos, regresa desde Canadá enviado por su empresa, y pasará menos de un día en Buenos Aires, en escala hacia el sur. Son su madre, sus dos hermanas, su hermano menor y una novia a la que dejó cuando se fue de viaje quienes le preparan un recibimiento que él no olvidará, por más de un motivo. Su estada cambiará perspectivas internas entre la familia Lujine.

Al abordar el absurdo, pero alejado del grotesco, Katz demuestra consistencia aunque, a la vez, falta de timing. Sea por acumulación de situaciones o reiteración de las mismas, llega un punto en el que el espectador ya adivina con qué nuevo disparate se vendrá Nélida, la madre, que Raquel Blank vuelve verdaderamente insoportable, lo cual no es otra cosa que reconocer un mérito a su actuación. Las escenas en la mesa y, sobre todo, en la sobremesa, en las que se alternan los juegos y las canciones con las que las mujeres (más que el hermano, Andrés), quieren recuperar el tiempo perdido, están logradas en sí mismas. Pero más no siempre es mejor, y la repetición les resta eficacia. Es una comedia que divierte y permite reflexionar.

Katz se propuso fijar la cámara como un ojo que espía la intimidad familiar. Y es probable que muchos encuentren en tal personaje, diálogo o situación algo o mucho en común con lo que plantea la ficción. La directora, que había montado El juego de la silla en escena, premiada por el Teatro San Martín, se reservó el papel de Laura, la hermana con problemas mentales, en la que acierta. Otra que se luce es Luciana Lifschitz, como Lucía, la otra hermana, dentro de un elenco de buen y parejo nivel.

Pablo O. Scholz (Clarín)


"El juego de la silla"


Argentina, 2003, 93'

Dirección
Ana Katz

Guión:
Ana Katz

Fotografía:
Paola Rizzi

Música:
Nicolás Villamil

Protagonistas:
Raquel Bank, Diego de Paula, Ana Katz, Luciana Lifschitz, Verónica Moreno y otros



Calificacion: 7

Género
Drama

Estreno en Argentina
07/08/2003



© FOTOGRAMA.com