Secciones
 HomePage
 Estrenos
 Especiales
 Recomendadas
 Reviews
 Actualidad
 Festivales
 Perras de Película
 Potros de Película
 Estrenos en video
 Estrenos en DVD
 Yo Actor
 Yo Director
 Staff
 Servicios
 Suscripción
 Contactate
 Downloads
 Wallpapers





Reviews
Publicado el 18/07/2003

Piratas, pero sin parche ni loritos

Piratas como Jack Sparrow (o sea, Jack Gorrión) no se han visto nunca en el cine hollywoodense. Se sabe, sí, que los malhechores caribeños bebían hectolitros de ron y fumaban sus buenas cantidades de opio. Péguenle una mirada a su figura, su look más de rocker que de bandolero. Johnny Depp, ojos pintados, trencitas en la chivita, a quien le cuenta mantenerse en pie, que balbucea más que lo que habla, le da con ello el toque más humano a esta película llena de almas vivientes, soldados de la realeza británica y piratas.

Pero qué piratas.

Hay pocos o ningún parche, pata de palo, ni siquiera un lorito en La maldición del "Perla negra", pero es una película de piratas como Dios manda. Para encontrar algo o alguien que se asemeje a Douglas Fairbanks o a Errol Flynn no hay que apuntar la mirada hacia el rebelde de Depp, sino hacia el inglés Orlando Bloom (Legolas en la saga de El Señor de los Anillos), que interpreta a Will Turner, un modosito fabricante de armas, que no sabe que es hijo de piratas.

Si en esta película, producida por Jerry Bruckheimer, como en tantas del productor de Armageddon y Pearl Harbor la trama siempre es lo que menos interesa, que el espectador vaya avisado de que Turner fue rescatado de niño de un naufragio, y que la hija del gobernador de Port Royal, la hoy crecidita Eizabeth (Keira Knightley), le arrancó un collar con una moneda de oro.

No es que a la bella Liz le falte dinero —su papá, que compone el otrora Juan Perón, Jonathan Pryce, no la hace pasar penurias—, pero esa moneda tiene su importancia. Y en la trama todos están tras la búsqueda de algo.

Sparrow, que se quedó de a pie y solo en la desierta Isla de Muerta (sic) cuando el capitán Barbossa (un Geoffrey Rush necesitado de dentistas) se amotinó en el "Perla negra" y lo abandonó allí, la quiere. Barbossa, también, para escapar de una maldición que cayó sobre la tripulación. Turner va al rescate de Elizabeth, la mujer que ama pero a la que no se lo declaró, cuando Barbossa la rapte creyendo que con su sangre borra el maleficio. Y Elizabeth, claro, desea ser libre.

Los piratas a bordo del "Perla negra" son como muertos vivos, a los que sólo la luz de la luna les da el aspecto cadavérico que la gente de Industrial Light and Magic le puede conferir tan pero tan bien. Como ésta es una de piratas, las peleas abundan —y a veces cansan las eternas persecuciones—. Si se pregunta por qué Sparrow, Turner y los soldaditos se la pasan peleando a espada limpia con los muertos vivos, que no pueden morir, va muerto. Mejor, disfrutar de Depp, Rush, los grandes efectos y el sinfín de batallas. De eso se trata.

Pablo O. Scholz (Clarín)


"La maldición del Perla negra"

Pirates of The Caribbean
EE.UU., 2003, 133'

Dirección
Gore Verbinski

Producción:
Jerry Bruckheimer

Guión:
Jay Wolpert, Stuart Beattie, Terry Rossio, Ted Elliott

Protagonistas:
Johnny Depp, Orlando Bloom, Geoffrey Rush, Jack Davenport, Keira Knightley, Jonathan Pryce



Calificacion: 7

Género
Aventuras

Estreno en Argentina
17/07/2003

Links
Website oficial

Shopping
Comprá "La maldición del Perla negra" en los siguientes formatos:

DVD
(Argentina)


DVD
(Resto del Mundo)




© FOTOGRAMA.com