Secciones
 HomePage
 Estrenos
 Especiales
 Recomendadas
 Reviews
 Actualidad
 Festivales
 Perras de Película
 Potros de Película
 Estrenos en video
 Estrenos en DVD
 Yo Actor
 Yo Director
 Staff
 Servicios
 Suscripción
 Contactate
 Downloads
 Wallpapers





Reviews
Publicado el 12/06/2003

Audaz, pero despareja

Con un poco más de consistencia dramática y algo menos de sus innecesarios excesos esteticistas, "Lee mis labios" podría haber sido una de esas gemas que el cine francés ha construido siguiendo la línea de los thrillers psicológicos de Alfred Hitchcock y con ese toque noir que caracterizó también a buena parte de la filmografía de Claude Chabrol o a otras logradas películas recientes, como "Harry, un amigo que te quiere bien".

"Lee mis labios" es una película inteligente, en muchos sentidos recomendable con fervor por su audacia y su desparpajo, pero la sensación agridulce que su visión deja como sedimento tiene que ver con que el punto de partida es una excelente idea de guión trabajada además con el aporte de notables actores, pero que no ha sido del todo desarrollada en un film que se alarga demasiado, alterna brillantes secuencias con otras irrelevantes y va dejando así lugar a baches narrativos que van erosionando parte de la tensión lograda.

Este tercer largometraje de Jacques Audiard ("Mira a los hombres caer", "Un héroe muy discreto") tiene como protagonista a Carla Bhem (Emmanuelle Devos), una gris secretaria treintañera de una empresa constructora que sufre de hipoacusia, pero que ha desarrollado una gran habilidad para leer los labios. Esta joven solitaria y en muchos sentidos (pero nunca abiertamente) discriminada va acumulando ira y frustración hasta que la contratación de un asistente como Paul Angeli (Vincent Cassel), un ex preso en libertad condicional incapaz para la tarea de oficina y endeudado con unos gángsters, le empieza a transformar la vida.

Entre ambos marginados surge una conexión especial que tiene que ver no sólo con una creciente atracción, sino especialmente con una suerte de complementariedad entre la astucia de ella y la fortaleza de él, que los lleva a unirse para engañar (y vengarse) de aquellos que los someten.

Audiard dotó a su guión de una premisa interesante (las mil y una posibilidades que permite la lectura de los labios ajenos), de un erotismo latente entre dos personajes en apariencia oscuros y de esa empatía que provoca el hecho de ver salir de su caparazón a dos antihéroes (típicos perdedores) en un mundo manejado por corporaciones inhumanas y mafiosos de pocas pulgas.

Pero más allá de cierta sofisticación visual, de guiños cinéfilos a, por ejemplo, "La ventana indiscreta", Audiard no alcanza a sostener con la misma solvencia las casi dos horas de metraje. La descripción inicial del ambiente en el que (sobre)viven los protagonistas es excepcional y también es muy interesante cómo va surgiendo entre ellos la asociación íntima y delictiva, pero el interés empieza a decaer durante la segunda mitad, cuando Audiard se centra en ciertos detalles insustanciales de la trama policial. Los enormes trabajos de Emmanuelle Devos, llena de sutilezas y matices, y de Vincent Cassel, convincente en la expresión de toda la animalidad de su personaje, resultan uno de los puntos más altos de un film que aun con sus fisuras se impone por la profundidad de su tratado psicológico sobre el comportamiento de aquellos que se sienten excluidos y por la sagacidad no exenta de ironía con que aborda un género tan caro a la tradición francesa como el cine negro.

Diego Batlle (La Nación)


"Lee mis labios"

Sur mes lévres
Francia, 2001, 115'

Dirección
Jacques Audiard

Guión:
Jacques Audiard y Tonino Benacquista

Fotografía:
Mathieu Vadepied

Música:
Alexandre Desplat

Montaje:
Juliette Welfling

Protagonistas:
Emmanuelle Devos, Vincent Cassel, Olivier Gourmet, Olivier Perrier y Olivia Bonamy



Calificacion: 6

Género
Drama

Estreno en Argentina
12/06/2003

Links
Website oficial



© FOTOGRAMA.com