Secciones
 HomePage
 Estrenos
 Especiales
 Recomendadas
 Reviews
 Actualidad
 Festivales
 Perras de Película
 Potros de Película
 Estrenos en video
 Estrenos en DVD
 Yo Actor
 Yo Director
 Staff
 Servicios
 Suscripción
 Contactate
 Downloads
 Wallpapers





Reviews
Publicado el 06/10/1999

Te puedo ver y no me gusta lo que veo

Cuando se dice "Otra de Bruce Willis" se piensa siempre en lo mismo. El actor desactivando bombas y exterminando, él sólo, a un batallón de mercenarios, de nazis, asesinos, alienígenas, meteoritos o lo que sea. Por eso resulta notable que después de proteger al mundo hasta el cansancio y de actuar en una comedia crítica del sistema de vida norteamericano, como Breakfast of Champions (de Alan Rudolph), se haya embarcado en este proyecto singular, dirigido por M. Night Shyamalan, un indio (nacido en Madras, India) de escuálida experiencia y junto a un reparto de desconocidos.

The Sixth Sense es una película de terror. Una que da miedo, pero miedo de fin de siglo. Un miedo que inconscientemente tratamos de reflejar para no sentirnos insensibles ante la emoción. Es decir, forma parte del resurgimiento de un género que por varios años estuvo dormido pero que ha vuelto -afortunadamente- a despertarse. Los proyectos aparecidos recientemente son de irregular calidad y variado target. En este caso, TSS, lo consigue sobradamente y con una eficacia que responde al por qué un actor de superproducciones como BW aceptó trabajar en éste film.

En pocas palabras, el film trata de un atormentado psicólogo infantil (Malcolm) que intenta ayudar a un chico (Cole) con un "don" diferente. Puede presenciar fenómenos parapsciológicos. El pequeño se obstina en decir que "ve" a gente muerta -o sea, fantasmas- y que incluso es molestado por ellos. Sabemos, desde un comienzo, que este psicólogo arrastra el peso del fracaso (un antiguo paciente suyo lo hirió a él y luego se suicidó). Por lo tanto este caso le brinda a BW la oportunidad de redimirse.

Es importante destacar la impresionante actuación del talentoso y pequeño actor, Haley Joel Osment (Forrest Gump), que con un rostro apesadumbrado por el miedo -aunque intenta constantemente vencerlo- logra transmitir fuera de la pantalla lo que significa poseer un "regalo" como ese. Su personaje de nueve años se bate en situaciones complejas y que en ciertas escenas consigue destrabar esa puerta que nos mantiene distantes del miedo.

Los espíritus deambulan entre las sombras y Shyamalan se desempeña eficazmente en el tratamiento de las imágenes que intentan probar la existencia de dichos seres. El director de fotografía se maneja con holgura y precisión, ya que consiguió una excelente "puesta en cuadro" con pocos efectos especiales y una buena iluminación. Los efectos de sonido "sobrenatural" apelan a rescatar un viejo recurso del género pero es asimilable. Shyamalan apostó a un eje narrativo que se solidifica a medida que avanzan los minutos, mientras entrega más supenso y miedo. Tal vez, este in crescendo establece un punto de fuga aberrante que, curiosamente, impide adivinar el final. Se agradecerá no revelar el final.

Ah!, sí, también actúa Bruce Willis. A pesar de que aquí intenta sobreponerse a tanto bodrio en el que participó, esforzándose sólo por parecer creíble en su papel de psicólogo, le resulta imposible dejar a un lado su "careta de piedra" y actuar. TSS es una película que vale la pena aun a riesgo de encontrarse con BW.

Andrés San Martín


"Sexto sentido"

The sixth sense
EE.UU., 1999, 107'

Dirección
M. Night Shyamalan

Guión:
M. Night Shyamalan

Fotografía:
Tak Fujimoto

Música:
James Newton Howard

Protagonistas:
Bruce Willis, Haley Joel Osment, Toni Collette, Olivia Williams.



Calificacion: 7

Estreno en Argentina
00/00/2000



© FOTOGRAMA.com