Secciones
 HomePage
 Estrenos
 Especiales
 Recomendadas
 Reviews
 Actualidad
 Festivales
 Perras de Película
 Potros de Película
 Estrenos en video
 Estrenos en DVD
 Yo Actor
 Yo Director
 Staff
 Servicios
 Suscripción
 Contactate
 Downloads
 Wallpapers





Reviews
Publicado el 29/09/1999

Austin Powers, el espía que lo... qué?

La palabrita (sin duda una mala palabra en Inglaterra) es usada generalmente por el bestial sexo mascilino para referirse a "tenerse sexo con alguien" y demuestra cuán lejos va el comediante norteamericano Mike Myers en esta nueva incursión en el peligroso mundo del espionaje. Con mucha más seguridad, Myers retoma un personaje que ha causado furor -y suculentas ganancias en merchandising- especialmente en los Estados Unidos, aunque en otros países, incluida la Argentina, la primera parte haya pasado sin pena ni gloria.

En esta ocasión (nadie puede asegurar que sea la última), Austin, despojado de su querida Vanessa, gracias un regalo explosivo del Dr. Evil, deberá enfrentar nuevamente al malévolo ser, que ha regresado a la tierra.

El engendro maligno -ahora incluso tiene un clon en miniatura- arrastra una sed de venganza que lo llevará de regreso 30 años antes en una picodélica-máquina-del-tiempo para robar el "mojo" de Austin. El "mojo" sería algo así como el alma-líbido del superagente. Austin viajará también al '69 (adecuado año para Austin) para impedirlo. Todo esto, casi podría ser un capítulo de Futurama si no volviera a Londres y no tuviera a una chica como Felicity tratando de shaggear todo el tiempo.

La compañía femenina de Austin ya no es la infartante Elizabeth Hurley, ahora su gusto se inclina por una sensual rubia, Heather Graham (Bowfinger). Un alma-agente tan parecida a él y con un deseo constante por "bailar", tan intenso que hasta su apellido da cuenta de ello (Shag-well), y aparentemente bien.

El personaje puede ser querible o insoportable, funciona con el "tómalo o déjalo". Lo suyo es, contrariamente a lo que se puede pensar, un humor bastante british y sofisticado, y en muchos puntos bordea el estilo "a lo Benny Hill". Complicidad con la cámara, sus constantes muecas de autosatisfacción, sus inigualable perfil de semental, cultura pop, etc. Austin Powers 2 tiene buena música y adecuado diseño de producción. Hay cameos de Woody Harrelson, Willie Nelson y de Elizabeth Hurley, entre otros, y el aporte de Tom Robbins como el Presidente.

Una película sólo para relajarse y disfrutar de estúpidas situaciones que no siempre se ven en la pantalla con buena resulución. Es exactamente eso, más gags, más doble sentido, más de lo mismo… "Austin Powers is back, baby".

Andrés San Martín


"Austin Powers, el espía seductor"

Austin Powers, The Spy Who Shagged Me
EE.UU., 1999, 95'

Dirección
Jay Roach

Producción:
Todd & Todd, Demi Moore, McLeod, Lyons y Myers

Guión:
Mike Myers y Michael McCullers

Fotografía:
Ueli Steiger Jr

Música:
George S. Clinton

Protagonistas:
Mike Myers, Heather Graham, Michael York, Robert Wagner, Rebecca Romijn Stamos



Calificacion: 7

Estreno en Argentina
00/00/2000

Notas relacionadas
Heather Graham, una Perra de Película

Rebecca Romijn Stamos, una Perra de Película



© FOTOGRAMA.com