Secciones
 HomePage
 Estrenos
 Especiales
 Recomendadas
 Reviews
 Actualidad
 Festivales
 Perras de Película
 Potros de Película
 Estrenos en video
 Estrenos en DVD
 Yo Actor
 Yo Director
 Staff
 Servicios
 Suscripción
 Contactate
 Downloads
 Wallpapers





Reviews
Publicado el 20/02/2002

Ya no da ni miedo...

Quién lo diría, Jason, uno de los asesinos seriales más sanguinarios de la historia del cine regresa a la vida luego de ser criogenado. Así es, una nueva versión de la epopeya sangrienta llamada "Martes 13 (Friday 13th)" es regurgitada una vez más y quizás, a pesar de todas sus flaquezas, sea superior a las seis últimas patéticas versiones.

La película abre con imágenes postapocalípticas que dan cuenta del terrible contexto que se vive en la tierra, esto da pie a la escena introductoria similar a una de "El silencio de los inocentes", con un cameo a cargo de un magnífico referente del género en el papel de un funcionario malintencionado.

Más que nunca queda claro que Jason es indestructible, por ello, una médica (que actúa como si su cerebro no tuviera relación con su cuerpo), lo congela con la intención de encontrar en el futuro una arma que lo destruya. Pero antes de escapar es atravesada por el machete más famoso del cine, de esta forma ella también corre la misma suerte.

Una elipsis temporal empuja el relato al año 2455. La tierra es inhabitable. Allí un grupo de incautos rescata ambos cuerpos y los descongela. La nueva tecnología permite que la herida de la heroína desaparesca, en cambio Voorhees no necesita ayuda, su cuerpo concebido para matar es incapaz de sufrir daños.

Cabe aclarar que el papel de heroína en este caso va encomillado ya que no reúne las condiciones necesarias para serlo, su desempeño está muy por debajo de una Connor, una Starling y obviamente una Ripley. A propósito, la referencia casi absoluta y constante a la relación Ripley/Alien es agotadora.

¿Qué hace el proviciano Jason Voorhees en una estación espacial? Lo único que puede hacer: matar. Entonces, la matanza comienza nuevamente.

Jason ya es una marca al igual que Alien, Freddy Krueger o Terminator. Por lo tanto, lo que el espectador busca en esta película no es un cambio en la conducta del personaje, a los sumo un leve giro, pero siempre dentro de los límites de la historia ya conocida. Esto es, si Jason se hace mormón no es interesante, sí lo es que siga asesinando macabramente a las gente y de forma original. Hay que recordar que quienes practican sexo cerca de su presencia despiertan en él una especial irritación.

En este sentido "Jason" no defrauda a sus seguidores ya que hay un par de muertes muy divertidas que apelan al humor negro y a la originalidad bizarra. También la escena "virtual" en la que Jason se encuentra con dos chicas en bikini no tiene desperdicio. Pero el nivel de la mayor parte de JASON X es muy bajo. Las continuas referencias la convierten en un pastiche de recuerdos a la que se suman malas actuaciones y un penoso guión. La escenografía carece de credibilidad y hay una atmósfera general del tipo "sitcom" antes que de una película de terror. La respuesta a esta artificialidad puede ser que su origen sea canadiense, de ahí la inclusión de David Cronenberg, ya que el novato y pésimo director, James Isaac, colaboró con él a modo de "sub-subalterno" en un par de sus films.

La escena final es una carcajada merecida. Mucho humor negro, asesinatos, ironías, referencias, en definitiva, Jason sí tuvo su upgrade, aunque esta vez al iniciarlo dio "error".

Andrés San Martín


"Jason X"

Idem
EE.UU., 2001, 90'

Dirección
Jim Isaac

Producción:
John Dondertman

Guión:
Todd Farmer

Fotografía:
Derick Underschultz

Música:
Harry Manfredini

Montaje:
David Handman

Protagonistas:
Kane Hodder; Lexa Doig; Lisa Ryder; Jonathan Potts; Melyssa Ade; Peter Mensah; Chuck Campbell (I).



Calificacion: 4

Género
Terror

Estreno en Argentina
21/02/2002

Links
Website oficial

Shopping
Comprá "Jason X" en los siguientes formatos:

DVD
(Argentina)


DVD
(Resto del Mundo)




© FOTOGRAMA.com