Secciones
 HomePage
 Estrenos
 Especiales
 Recomendadas
 Reviews
 Actualidad
 Festivales
 Perras de Película
 Potros de Película
 Estrenos en video
 Estrenos en DVD
 Yo Actor
 Yo Director
 Staff
 Servicios
 Suscripción
 Contactate
 Downloads
 Wallpapers





Reviews
Publicado el 05/06/2002

La vida de un grande del box

Esta película dirigida por Mann ("Heat") es ante todo una recreación de uno de los fragmento mas importantes en la vida del boxeador afroamericano Muhammad Ali; para algunos nostálgicos el mejor de toda la historia, aunque para otros, solo un bravucón carismático. Ali aún vive, aunque en un estado físico somnoliento a causa de su enfermedad, que lo convierte casi en un "black Papa".

Las idas y venidas de la carrera pugilística de Ali han sido extensamente tratadas por cadenas de deportes y especiales de TV, por eso lo que Mann busca es aportar un contexto histórico y social a ese lapso en la vida de quien gozaba del apoyo de sus amigos mientras tenía éxito, pero era abandonado en la desgracia.

Al director no le interesa internarse detenidamente en sus aciertos o fracasos sobre el ring, pese a que de hecho los muestra, ya que en las dos horas y media de duración tiene tiempo suficiente hasta para aventurar juegos sintácticos que suman minutos y que en otras películas habrían sido decididamente elididos del producto final.

Luego de una apertura más que interesante, por las imágenes pero principalmente por el montaje y mas aún por el montaje sonoro (pieza clave en esta película), Mann se interna en la jungla de intereses que rondaron, desde el comienzo de su carrera profesional, a Cassius Marcellus Clay, su verdadero nombre.

"Alí" parte con la pelea de Clay frente a Sonny Liston en el año '64 y termina en la mítica pelea en Zaire cuando Ali derrota a George Foreman en un clima mágico, por el lugar y por la gente. Antes de la pelea la masa no paraba de vitorear en las calles polvorientas de la ciudad "Ali Bumeaye", mientras el pugilista recorria en auto o entrenaba. Una sensación seguramente inolvidable para Alí y que Mann se encarga de reconstruir.

Entre ambos extremos pasan diez años. El espectador se deleita con detalles íntimos aparentemente documentados de su vida. La impronta dentro de su vida familiar, social y profesional a partir de su nombramiento como musulmán, su estrecha relación con la comunidad musulmana y con Malcolm X, el asesinato del líder religioso, la oscura presencia del FBI, su amistad con el periodista deportivo Howard Cosell (interpretado por Jon Voight), su mujeres (Sonji, la primera que aparece, es la esposa actual de W.Smith), sus amigos, su relación con Don King, etc.

Ali sube de peso. El incidente sobre su negación a combatir en la guerra de Vietnam en cambio es tratado minuciosamente. Seguramente primero fue el miedo y despues la excusa religiosa, que Mann objetivamente no oculta. Hay un tufillo putrefacto a operación del Gobierno y negocios turbios, tal como sucedió en "The Insider", el director echa un ojeada suficiente como para marcar la suciedad. Por otra parte sus compañeras cambian pero su amor por el box sigue intacto.

Mann tiene la ocurrencia de incorporar en el relato determinados segmentos con extraña similitud a otras películas. El primero se acerca a la película de Spike Lee "Malcolm X", de la cual hasta la fotografía es parecida. Dicho sea de paso, la fotografía corre por cuenta del mexicano Emmanuel Lubezki, el mismo de "El jinete sin cabeza", de Burton. El papel de MX está perfectamente personificado por Mario Van Peebles. En realidad, todas las actuaciones son efectivas, incluso la Academia le entrego a Smith su premio a la mejor actuación por esta película.

Pero Mann también hace lo mismo con el extraordinario documental de Leon Gast "When We Were Kings" (1996), que también finaliza con la pelea de 1974 en el país africano, organizada por un psicodélico Don King. No obstante ambas son citas que no le quitan meritos a Mann, ya que si la historia fue así, es inevitable transitar por el camino que otros ya caminaron.

La película posee un estilo muy atractivo, muy propio de Mann, quien ya se había arrogado una intensa y extraordinaria escena en "Heat" con cámara al hombro, cuando ladrones y policías se tirotean en la calle. Por eso no es raro encontrar que esta película esta filmada profesionalmente, con conocimiento del lenguaje cinematográfico; esto se nota fundamentalmente por la fluidez con que desarrolla la narración. No importa qué haga el director en su narración, el espectador siempre está orientado.

La música en este caso es tan importante como las imágenes. Hay canciones completas en pantalla, que van del Rithm&Blues a las baladas africanas, pasando por otros géneros; acompañando la narración o sencillamente disparando sensaciones.

"Alí" es una película tal vez con una duración excesiva, pero definitivamente bien filmada, minuciosa y motivadora. Imprescindible para quienes ven en el box una pasion real.

Andrés San Martín


"Ali"

Idem
Estados Unidos, 2001, 95'

Dirección
Michael Mann

Producción:
James Lassiter, Jon Peters, A Kitman Ho, Michael Mann, Paul Ardaji

Guión:
Eric Roth, Gregory Allen Howard, Michael Mann

Fotografía:
Emmanuel Lubezki

Música:
Peter Bork, Pieter Bourke, Marvin Gaye

Montaje:
William Goldenberg, Lynzee Klingman, Stuart Waks

Protagonistas:
Will Smith, Giancarlo Esposito, Jamie Foxx, Jada Pinkett Smith, Jon Voight, Ron Silver, Charles Shufford, Michael Bentt, Michael Michele, Jeffrey Wright, Mario Van Peebles y Mykelti Williamson.



Calificacion: 8

Género
Drama

Estreno en Argentina
06/06/2002

Links
Website oficial

Multimedia
Trailer LoRes (2 MB)(240x128)

Trailer HiRes (4 MB)(320x172)

Ayuda para ver videos



© FOTOGRAMA.com