Secciones
 HomePage
 Estrenos
 Especiales
 Recomendadas
 Reviews
 Actualidad
 Festivales
 Perras de Película
 Potros de Película
 Estrenos en video
 Estrenos en DVD
 Yo Actor
 Yo Director
 Staff
 Servicios
 Suscripción
 Contactate
 Downloads
 Wallpapers





Reviews
Publicado el 11/10/2001

Nico y Dani se conocen a sí mismos

Es verano en la costa mediterránea. El sol cae de punta cuando Dany va a buscar a su amigo Nico a la estación. Los padres de Dany estarán ausentes por diez días, la misma cantidad de tiempo que ellos pasarán juntos, de vacaciones.

Ambos personajes, compañeros de la secundaria, tienen más diferencias que similitudes. La amistad que los une es tan inconsistente y fugaz como una pequeña brisa marina. Pero están ahí, entretenidos, jugando a los cazadores mientras su cuerpos se llenan de pelos y la voz les sale entrecortada. Dany es el chico estudios, Nico el haragán.

La edad, la poca ropa, el calor y la inactividad ayudan a que el par de adolescentes tenga las hormonas en ebullición permanente. Eso sí, ellos se proponen de una vez por todas terminar en esos días con la tan añeja virginidad. El problema es que el objeto de deseo para Nico, quien muere por encontrar a una chica de su edad con el mismo apetito sexual, va en otra dirección a la de Dany. La tensión sexual se hace evidente y va en aumento, con peligro de explotar frente al espectador.

La necesidad de ambos por saciar sus necesidades los lleva a experimentar en sí mismos y a veces con el cuerpo del otro (de ahí el título del film).

Claro, Cesc Gay (¿apellido natural o por vocación?) aprovecha la impronta chauvinista, es decir, los participantes del juego homosexual “desconocen” que los mismos juegos utilizados por adultos impliquen una orientación sexual distinta, para ellos la autosatisfacción es sólo un poco de placer, y poco importa quien lo provea: hombre o mujer, a sí mismos o un prójimo. Desde ese punto de vista, el sexo sigue siendo parte inocente de sus juegos. Seguramente, la definición sexual posterior dará cuenta del paso a la etapa adulta.

Un par de lindas chicas ingresan en el juego, al parecer todo saldrá a la perfección y ambos experimentarán la “primera vez”. Sin embargo, uno de los dos varones parece estar involucrado sentimentalmente con el otro y los celos amenzan la armonía. La obsesión es propia de esa etapa y muchas veces coincide con personas del mismo sexo. Ambiguedad que puede ser malentendida por un adulto.

Con esos elementos juega el guión, con esos elementos Cesc Gay construye un complejo universo que focaliza en el no menos pedregoso camino de la iniciación sexual en la adolescencia.

El cronolecto está presente en los diálogos y estos están aderezados con humor y poca profundidad, como es lógico en esa edad.

El film consigue su objetivo de atrapar al espectador y es eficaz, ya que logra transmitir la frescura de los personajes sin comprometer la credibilidad y al mismo tiempo trabaja “lo diferente” a través del personaje díscolo, a veces perverso y siempre intrigante de Dany.

El film de Cesc Gay, quien debutó en la realización de largos en 1998 con "Hotel Room" (el codirector fue el argentino Daniel Gimelberg), obtuvo distinciones en los festivales de San Sebastián, Miami y Chicago.

Andrés San Martín


"Krampack"


España, 2000, 90'

Dirección
Cesc Gay

Producción:
Marta Esteban y Gerardo Herrero

Guión:
Cesc Gay y Tomás Aragay, basado en la obra teatral homónima de Jordi Sánchez

Fotografía:
Andreu Rebés

Música:
Riqui Sabatés, Joan Díaz y Jordi Prats

Montaje:
Frank Gutiérrez

Protagonistas:
Fernando Ramallo, Jordi Vilches, Marieta Orozco, Esther Nubiola, Chisco Amado, Ana Gracia y Myriam Mézières.



Calificacion: 7

Estreno en Argentina
11/10/2001

Links
Website oficial

Multimedia
Trailer en Quicktime (2.4 MB)(180x94)

Ayuda para ver videos



© FOTOGRAMA.com