Secciones
 HomePage
 Estrenos
 Especiales
 Recomendadas
 Reviews
 Actualidad
 Festivales
 Perras de Película
 Potros de Película
 Estrenos en video
 Estrenos en DVD
 Yo Actor
 Yo Director
 Staff
 Servicios
 Suscripción
 Contactate
 Downloads
 Wallpapers





Reviews
Publicado el 27/06/2001

La madurez de lo bizarro

Ella es una mujer de 40 años (largos), con un transcurrir mediocre junto a un marido cuya autoestima se encuentra en su peor nivel. No lo sabe, pero su vida va a cambiar.

Ella se llama Julia y es una agente inmobiliaria que de pronto encuentra 300 millones de pesetas escondidos en el departamento de un inquilino muerto. Pero para sacarlos del edificio y poder disfrutarlos, deberá enfrentar a un grupo de vecinos muy extraños que al parecer saben de la existencia del dinero.

La brillante Carmen Maura es nuestra Julia. La española, que ganó protagonismo junto a Almodovar, se desenvuelve en el quinto film de Alex de la Iglesia como pocas veces se la vio anteriormente. Su personaje es una pieza central y necesaria; ayuda con maestría a fabricar esa química deliciosa entre el humor, el drama, el suspense y la tragedia. En verdad, todo el elenco oscila entre el humor y el dramatismo alienado, con picos de avaricia extrema, según un rumbo marcado a fuego por su director.

El film comienza con una introducción prolija y esmerada, que marca un desde ya un buen inicio: la locura, el desequilibrio, la violencia, la muerte y el rostro aterrado y desencajado de Maura son los componentes temáticos escogidos para armarla.

Julia está bajo la lluvia, luego entra en el edificio junto con la pareja que quiere ver el departamento; al igual que Hitchcock entraba con su punto de vista en el edificio y en la narración.

Posiblemente este film sea el más maduro y sólido de la corta carrera del cineasta (“Acción Mutante”, “El día de la bestia”, “Perdita Durango”, “Muertos de risa”), cuya admiración por el cine bizarro y de terror no ha quedado ausente de este film. En este caso "La comunidad" aprovecha su inclinación, además, hacia el suspense, el thriller y la comedia.

En algunas escenas hay referencia explícita a la obra de Hitchcock, en otras, se cuela esa opresión polanskiana de tipo vecinal/edilicia presente en aquellos interesantes films: "El inquilino" y "El Bebé de Rosemary". El conjunto se suma a una portentosa marcación en las actuaciones y a un preciso uso del estilo bizarro, el total es un universo que, paradójicamente, resulta coherente. Todo potenciado por una fotografía que tiende a una paleta oscura, que ronda eficazmente los marrones tenebrosos de la madera vieja y los negros de Darth Vader. Ante todo, su elección es práctica antes que estilística.

Es allí, en la diversidad de influencias, donde de la Iglesia navega sin obstáculos y con comodidad. La madurez antes mencionada se relaciona con esta facilidad para difuminar los límites en la intertextualidad, para manejar una multiplicidad de voces, y pese a todo lograr una cohesión narrativa plagada de gags y frases sueltas con sabor a comedia, vida real y telenovela.

Por ejemplo, aquella frase ganadora y exultante con la que Julia comienza cada entrevista: "El piso es una auténtica maravilla! Atención a las superventajas: uno, metro a dos manzanas; dos, supercéntrico; tres, colegios para que estudien los chicos; y cuatro, zona verde para que jueguen. Completísimo!".

El film "La comunidad" cierra dejando al espectador inmerso en una potente dosis de cine español.

Andrés San Martín


"La comunidad"


España, 2001

Dirección
Alex de la Iglesia

Producción:
Andrés Vicente Gómez

Guión:
Jorge Guerrica y Alex de la Iglesia

Fotografía:
Kiko de la Rica

Música:
Roque Baños

Montaje:
Alejandro Lázaro

Protagonistas:
Carmen Maura, Emilio Gutiérrez Caba, Eduardo Antuña, Sancho Gracia, María Asquerino, Paca Gabaldón, Enrique Villén, Kiti Manver, Terele Pávez, y Jesús Bonilla.



Calificacion: 8

Estreno en Argentina
28/06/2001

Notas relacionadas
Autoentrevista de Álex de la Iglesia



© FOTOGRAMA.com