Secciones
 HomePage
 Estrenos
 Especiales
 Recomendadas
 Reviews
 Actualidad
 Festivales
 Perras de Película
 Potros de Película
 Estrenos en video
 Estrenos en DVD
 Yo Actor
 Yo Director
 Staff
 Servicios
 Suscripción
 Contactate
 Downloads
 Wallpapers





Reviews
Publicado el 12/06/2001

La guerra por computadora

Esta es una superproducción hollywoodense que rinde homenaje a sus héroes en el ataque de Pearl Harbor, el cruento episodio de la Segunda Guerra en el cual los aviones japoneses barrieron a las tropas norteamericanas de las costas hawaianas, el domingo 7 de diciembre de 1941.

Sesenta años más tarde, el poderoso productor Jerry Bruckheimer realiza la premiere de su empalagosa película -de 140.000.000 de dólares- en Hawaii, en un portaviones. A la velada asisten poderosos de la industria del entretenimiento, actores, excombatientes y la cúpula castrense; también hay champagne, collares de flores y crepúsculo incendiado por colores de postal Kodak. Así es Hollywood, romántica, de gala y al swing de Cole Porter.

Pero todo ataque "sorpresivo" tiene su venganza próxima. Sin embargo, éste no fue el de la batalla Doolittle como se muestra en PH, sino en las bombas de Hiroshima y Nagasaki. Pero esa es otra historia, que a los estadounidenses no les gusta recordar.

Rafe es un aguerrido aviador que se enamora perdidamente de Evelyn, una enfermera de labios rojos, y viceversa. El debe ir a combatir por Inglaterra contra los alemanes, porque Estados Unidos no estaba involucrado "oficialmente" en la guerra. Mientras, su mejor amigo Danny (ambos se conocen desde pequeños y tienen un talento natural para volar) es destinado a Pearl Harbor, al igual que Evelyn. Allí la pareja se conocera más detenidamente cuando les informen a ambos que el avión de Rafe fue derribado.

La visita inesperada fue, según Bay, una masacre. Pero se ocupa de mostrar a los pilotos japoneses como hombres desprovistos de odio, que defienden a su país y a los cuales no les queda otra actitud que tomar. En las escenas previas al descenso de bombas hay más ritos que palabras, y las pocas frases dejan claro que no hay otra manera de proteger al imperio nipón. Los baches del guión tienen constancia. Claro, es dificil humillar tanto a los japoneses, como se hacía en las películas de los 50, porque ahora muchos de ellos son dueños de empresas multinacionales asentadas en Estados Unidos y con participaciones enormes en el rubro del entretenimiento.

Por eso, Bay centra su punto de vista en los héroes -que al fin y al cabo son los que levantan la moral del pueblo-, en las explosiones rimbombantes, en los planos "titánicos”, en los cuerpos amontonados, en los comportamientos irracionales, en la sensibilería de pacotilla, en la música que acentúa una emotividad almizclada, en los combates aéreos "a la StarWars", etcétera.

La vida sana de Los Angeles contamina la superproducción: ni siquiera un cigarrillo, una escena de contenido sexual, un descontrol (que no sea una pelea moderada entre amigos), una mala palabra, un insulto hacia los japoneses... Se podría pensar que los productores no querían limitar el acceso a las salas, pero un poco de realismo no venía nada mal.

Las actuaciones son correctas, todas están sostenidas por "ideales" y valores de diccionario. A veces sólo esgrimidos por los individuos que honran a la familia, a la patria y a la religión. Personajes caricaturezcos que están más cerca de la telenovela bananera (año 80), que de un guión profesional, año 2001.

Michael Bay demostró que puede filmar tan bien (o tan "parecido") como James Cameron. El primer fin de semana en los EE.UU., "Pearl Harbor" cortó entradas por más de 70 millones de dólares. Esto lo acerca más al éxito del tipo "jurásico" que a una posición junto a otros films de género, imprescindibles, como pueden ser "Paths of Glory" o "Apocalyipsis Now".

Mucho edulcorante, frases armadas, explosiones, melodrama y soprendentes efectos especiales... Qué más se puede pedir? Tres horas de duración?

El kit "Guerra-megahéroe-deluxe" está completo y viene con bandera de barras y estrellas flameando debajo del agua; viene con frase hecha «No existe nada más fuerte que el corazón de un voluntario», pronunciada por Alec Baldwin como el Coronel James H. Doolittle; viene con delantal blanco de cocinero negro; viene una camisa hawaiana estilo "Beach Boys", viene un avioncito de papel onda horigami y por último, una vincha con el escudo imperial de piloto kamikaze. Las lágrimas no están incluidas en el precio.

Andrés San Martín


"Pearl Harbor"

Idem
Estados Unidos, 2001, 173’

Dirección
Michael Bay

Producción:
Jerry Bruckheimer y M. Bay

Guión:
Randall Wallace

Fotografía:
John Schwartzman

Música:
Hans Zimmer

Montaje:
Chris Lebenzon, Steven Rosenblum, Mark Goldblatt y Roger Barton

Protagonistas:
Ben Affleck, Josh Hartnett, Kate Beckinsale, Alec Baldwin, Jon Voight, Cuba Gooding Jr., Tom Sizemore.



Calificacion: 4

Estreno en Argentina
14/06/2001

Links
Website oficial

Notas relacionadas
Quién es Jerry Bruckheimer

Screensaver de "Pearl Harbor"

Multimedia
Trailer LoRes (6 MB)(240x110)

Trailer HiRes (15 MB)(320x147)

Ayuda para ver videos

Shopping
Comprá "Pearl Harbor" en los siguientes formatos:

DVD
(Argentina)


DVD
(Resto del Mundo)




© FOTOGRAMA.com