Secciones
 HomePage
 Estrenos
 Especiales
 Recomendadas
 Reviews
 Actualidad
 Festivales
 Perras de Película
 Potros de Película
 Estrenos en video
 Estrenos en DVD
 Yo Actor
 Yo Director
 Staff
 Servicios
 Suscripción
 Contactate
 Downloads
 Wallpapers





Reviews
Publicado el 18/04/2001

Con amigos así...

Este film es uno de esos extraños especímenes franceses que le recuerdan al espectador un pasado significativo y no muy lejano en el que se destacaba un interesante uso del policial negro, el suspense o incluso el thriller; Melville, Carné, Cluzot, Chabroll, entre otros, fueron artífices de ello, terrenos en los que Hitchcock fue un verdadero maestro. Los géneros "revisitados" parecen recobrar un inusitado interés en la nueva generación de directores galos y en los que no lo son tanto: Dominik Moll es de origen alemán.

En "Harry, él está aquí para ayudar" hay un interesante uso de la desconfianza como dispositivo narrativo, muy reconocible para el espectador pero muy difícil de verbalizar. Los individuos de hoy conocen la desconfianza, tan natural y propia de nuestra sociedad, como una señal intermitente que alerta en una situación determinada. Y de eso se vale el desarrollo dramatico del film. No hay nada evidente pero hay un "ruidito" que molesta al espectador mientras el relato avanza.

Michel, su esposa Claire y sus hijos, van a pasar las vacaciones a su casa, una vieja casa alejada de la urbe. En el camino, Michel es abordado por Harry, un ex compañero de colegio y aunque no se acuerda de él, termina por invitarlo a cenar. La casa es casi precaria y la vida austera de Michel y su familia es la antípoda de la sofisticada vida de Harry, pero a éste parece no importarle. En la cena, Harry cita de memoria un poema escrito por Michel cuando era pequeño, una situación que deja a todos un poco sorprendidos, incluso al espectador. En ese momento Claire se entera de que a Michel le interesaba la escritura, al mismo tiempo Harry insiste en que retome su vieja vocación.

Harry y su novia se van quedando. Lentamente, el invitado se adentra en la vida de Michel y comienza solucionar problemas que generalmente se resuelven con dinero o con buena voluntad: ambos escasos en nuestros días. La inusual situación, estructurada sobre la tensión en la puesta en escena, empujará a los personajes a límites insospechados.

El formidable actor catalán Sergi López ("Una relación particular”), construye su personaje desde la obsesión. Pero lo suyo es un fino trabajo de relojería, más cerca de la magnífica "Ossessione" de Visconti que de la "Misery" de Reiner. El personaje de este subestimado actor es tan creíble que, hasta en esos momentos en los que el paroxismo de la impotencia se adueña de la imagen, su carácter no se desvía, su papel sigue imperturbable.

Moll desde el comienzo articula todas las imágenes con fluidez. Conduce gradualmente al espectador a un lugar privilegiado, desde donde puede ver la panorámica de la historia, muy similar al plano aéreo con el que se inicia el film, y claro, donde termina.

Andrés San Martín


"Harry, un amigo que te quiere bien"

Harry, un ami qui vous veut du bien
Francia, 2000, 177'

Dirección
Dominik Moll

Guión:
Dominik Moll y Gilles Marchand

Fotografía:
Matthieu Poirot-Delpech

Música:
David Sainclair Whitaker

Montaje:
Yaninik Kergoat y Gerard Hardy

Protagonistas:
Sergi López, Laurent Lucas. Mathilde Seigner, Sophie Gillemin



Calificacion: 8

Estreno en Argentina
19/04/2001



© FOTOGRAMA.com