Secciones
 HomePage
 Estrenos
 Especiales
 Recomendadas
 Reviews
 Actualidad
 Festivales
 Perras de Película
 Potros de Película
 Estrenos en video
 Estrenos en DVD
 Yo Actor
 Yo Director
 Staff
 Servicios
 Suscripción
 Contactate
 Downloads
 Wallpapers





Opinion
Publicado el 22/11/2001

Carta abierta

El comienzo de la carrera en cine del "Ova" Sabatini disparó reflexiones.


Sabatini

Usted ha comenzado un camino en la actuación televisiva, hace tiempo atrás. No se cuál es su balance, la verdad es que no lo he visto. Este año, y corríjame si me equivoco, usted ha comenzado un camino en la producción.

Generando la obra teatral que encabeza su esposa Caterine Fulop en la calle Corrientes, y que más alla de los resultados comerciales, parece haber pasado el examen artístico de crítica y público. Y ahora generando un largometraje, empresa noble si las hay y dificil por cierto, con "Nada que perder". Esta segunda empresa no pasará el examen, ni de crítica ni de público. Y no sólo eso: no venderá entradas, cosechará sólo palos, no se estrenará en el exterior a menos que se pague por ello, y jamás pisará festival alguno.

Sin embargo, es el comienzo de una actividad, que generó trabajo para un grupo importante de actores, de técnicos y que moviliza la alicaida industria nacional, razónes más que elogiables.

Por otro lado, usted combinó, y creo que aquí hay algo de lo fundamental de esta carta, su actuación con su carrera de producción. El actor, seres extraños si los hay, suelen ser pésimos comerciantes. Podemos pensar que su hemisferio izquierdo está mas desarrollado, y la contabilidad no es su fuerte. Usted, Sr. Sabatini, puede ser mañana un gran actor. Con trabajo, desarrollo, estudio. Pero lo cierto es que hoy, usted es un poderoso productor. Y eso es mucho. Es mucho dentro de un país sumido en una grave crisis. Y creo que eso es lo que debería aprovechar. No sé qué lo fuerza a actuar, quizás en las intimas razones usted encuentre las respuestas que yo no tengo. Pero sé que el guión y la dirección de su primer film no funcionaron. Y un productor, más si es actor, debe rodearse adecuadamente. Porque sino, no funciona ni en prestigio, ni en dinero. Y no hay ganancia.

Adrian Suar, que no es un actor talentoso -en sus propios dichos-, logra sobrellevar su doble función, luego de muchos años de estar frente a la cámara.

Creo que usted deberá evaluar sus opciones, para seguir haciendo cine, con la alegría que esto produce, y poder obtener, de esta empresa artística, alguna ganancia...




© FOTOGRAMA.com