Secciones
 HomePage
 Estrenos
 Especiales
 Recomendadas
 Reviews
 Actualidad
 Festivales
 Perras de Película
 Potros de Película
 Estrenos en video
 Estrenos en DVD
 Yo Actor
 Yo Director
 Staff
 Servicios
 Suscripción
 Contactate
 Downloads
 Wallpapers





Festivales
Publicado el 20/09/2003

"El misterio Galíndez" divide a la crítica


El staff de "El misterio Galíndez"

Con algunos aplausos y opiniones diversas, Gerardo Herrero ha traído este sábado al Festival de San Sebastián su nueva realización, exhibida con todos los honores pero fuera de la competencia por la Concha de Oro. Quien sí concursó fue el escandinavo Per Fly, de la mano del drama familiar-empresarial "Arven" (Herencia), un interesante "culebrón" sobre las imposiciones del poder económico y su influencia en la vida personal. También en esta tercera jornada del certamen vasco se entregó el primero de los tres premios Donostia, para la actriz francesa Isabelle Huppert, y en el Velódromo se proyectaba el espléndido documental "Deep Blue", adaptación para la gran pantalla de una serie de la BBC sobre el mar y sus animales.

El director Gerardo Herrero, el autor del libro en el que se basa la pelicula, Manuel Vázquez Montalbán, y los actores Harvey Keitel, Eduard Fernández, Reinaldo Miralles y GUillermo Toledo, presentaron en rueda de prensa "El misterio Galíndez", único film español fuera de concurso. Keitel se ha mostrado en contra absolutamente de todo abuso de poder y sobre todo de la impunidad del poder venga de donde venga. Refiriendose a la CIA afirmaba que siempre hay un sistema de inteligencia donde existe un imperio, el problema es el uso de ese tipo de servicio "para el calificado como nacionalismo americano al que representa". Herrero, por su parte considera su película "más como una llamada de atención sobre la impunidad que tiene el poder para tapar sus crimenes" y decía que más que hablar en ella de nacionalismo, del tipo que sea, bíen el de Franco o el nacinalismo vasco o americano, intenta poner de manifiesto la vigencia de la resistencia (Ha citado a Garzón en el caso Pinochet como ejemplo de esa vigencia) que debe existir siempre en el ser humano para combatir la injusticia se acual sea su origen.

Eduard Hernández, quien interpreta al político nacionalista vasco exiliado Jesús de Galíndez, cree que en la construcción de su personaje no le preocupó que se tratara de alguien de derechas o de izquierda, sino que "se trataba de un hombre torturado y que sabe que va a morir, y quiere hacerlo con dignidad". El autor de la novela, Vázquez Montalbán, señalaba que ésta se basaba en la realidad y "con nombres y apellidos murieron personas sólo por haber estado al tanto de este caso y aún hay documentación secreta a la que no tenemos posibilidad de llegar". Añadía sentirse satisfecho con el resultado de la película y si él no hubiera escrito la novela y fuera un simple espectador le habría gustado: "Su éxito radica en haber llevado las

líneas maestras del texto a los códigos del cine".

"EL MISTERIO GALÍNDEZ", de Gerardo Herrero (España/Portugal/Francia/Cuba/G.B)

Parece estar de moda en el cine español la desaparición de este abogado, militante del Partido Nacionalista Vasco, exiliado de la Guerra Civil, colaborador con la dictadura de Trujillo, informante del FBI y otras muchas cosas más que fue Jesús de Galíndez. El año pasado se pudo ver en este mismo Festival un documental sobre su extraña desaparición ocurrida en 1956 en Nueva York y en esta edición, Gerardo Herrero recurre al género del thriller para intentar dar luz en la medida de lo posible aquel misterio, aún no resuelto. A la espera de la presentación el día 21 del ya polémico documental de Julio Medem “La Pelota Vasca” y tras la presentación de la descaradamente militante anti-guerra de Iraq y anti-Aznar “Los abajo firmantes”, parece que la edición de este año del Zinemaldi viene políticamente muy cargada.

Hay tres niveles narrativos en “El Misterio Galíndez”: por un lado la investigación que sobre la desaparición del personaje hace una historiadora norteamericana (papel interpretado por Saffron Burrows), por otro lado los esfuerzos por parte de los poderes en la sombra por evitar esa investigación (con Harvey Keitel a la cabeza) y finalmente la recreación de la propia desaparición de Galíndez (Eduard Fernández) en 1956. Desgraciadamente, a pesar de sus más de dos horas de duración, ofrece pocas respuestas a las cuestiones que plantea, lo que acaba provocando la insatisfacción del espectador: No se aclara quién era Galíndez ni sus intenciones, no se aclara su desaparición, no se aclaran los motivos por los que los poderes ocultos no desean que siga adelante la investigación.

Cierto aparente descuido en la escritura del guión, anticipa al espectador en la narración de los hechos ocurridos en 1956 los descubrimientos de la investigadora en varias ocasiones, eliminando así el factor sorpresa y ocasionando innecesarias reiteraciones y por tanto, falta de interés y el alargamiento innecesario de la película. Se echa de menos más rotundidad y pasión por contar la historia, Herrero mantiene el estilo frío y distante de otros films suyos más cercano a un técnico que a un verdadero artista, dejando asomar demasiado a menudo el armazón de la película y produciendo demasiado a menudo aroma a falso.

"ARVEN" (La Herencia), de Per Fly (Dinamarca/Suecia/Noruega)

Bien interpretada, bien escrita y bien dirigida, “Arven” narra el cambio radical que sufre la vida, la personalidad y las relaciones de Christoffer, el hijo llamado a sustituir a su padre en la dirección de la gran empresa familiar cuando éste fallece. Deberá optar entre la responsabilidad familiar o escapar del destino, entre el deber o la libertad, entre hacer lo que uno quiere o lo que debe, entre la obligación o el amor.

El guión muestra claramente y de forma amena, merced entre otros factores a una hábil utilización de la elipsis, las razones que le llevan en cada momento a actuar, sus dudas y sus renuncias y lejos de juzgarlos, casi lo disculpa.

Noticine.com




© FOTOGRAMA.com