Secciones
 HomePage
 Estrenos
 Especiales
 Recomendadas
 Reviews
 Actualidad
 Festivales
 Perras de Película
 Potros de Película
 Estrenos en video
 Estrenos en DVD
 Yo Actor
 Yo Director
 Staff
 Servicios
 Suscripción
 Contactate
 Downloads
 Wallpapers





Actualidad
Publicado el 31/07/2002

La sociedad Cruise-Spielberg

Esta semana se estrena "Minority report", un mundo en el cual no existe el delito.


Spielberg y Tom Cruise

"Sentencia Previa" ("Minority Report", en el original), la película de Steven Spielberg que se estrena esta semana en Argentina, es un policial "dark", complejo y futurista protagonizado por uno de los ídolos máximos de Hollywood, Tom Cruise.

"Pensé que podía hacer algo más que otra película de acción con Tom Cruise -dice Spielberg-. Algo más que Misión Imposible 3. Quería un filme con diferentes niveles de lectura y un poco más de sustancia. Porque yo no habría sido el director indicado para una historia taquillera. Me guardo mis historias taquilleras para la serie de Indiana Jones."

Después de haber participado en la invención del gran éxito de taquilla de Tiburón en 1975, y de otros grandes éxitos de los ’70 y los ’80, Spielberg debe ahora probar algo. Al igual que George Lucas -como él, joven maravilla de los ’70-, el director ha venido siendo en los últimos años víctima de las especulaciones, cada vez mayores, de quienes consideran que está perdiendo su capacidad para alimentar las fantasías del público de cine convencional.

Mientras Lucas recibía las bofetadas de los críticos y de algunos de sus admiradores por las dos últimas entregas de Star Wars, el año pasado Spielberg sufría una de las raras decepciones de su prolífica carrera con A.I. Inteligencia Artificial, un trabajo que había sido iniciado por Stanley Kubrick y que Spielberg retomó cuando Kubrick murió. La película -también de ciencia ficción- no logró atraer al público ni interesar a muchos de los críticos.

En entrevistas realizadas por separado en el hotel Beverly Hills, tanto Spielberg como Cruise afirmaron que Sentencia Previa fue hecha siguiendo la estrategia de unir dos tipos de películas: el filme taquillero de acción, para todo tipo de público, y el drama de ideas con un sustrato más complejo y exigente.

"La película que se ve tiene a Spielberg y todo el atractivo visual que él sabe crear, pero por otra parte también están las ideas problemáticas que tiene la historia. Lo que queríamos era reunir todos esos elementos y además lograr que sea una salida agradable para el público", dice el actor.

El filme, que recibió muy buenas críticas en los Estados Unidos, se basa en un cuento de Philip K. Dick, cuyos relatos ya inspiraron películas como Blade Runner (1982) y El Vengador del Futuro (1990).

Sentencia Previa, ambientada en Washington del 2054, trata de una unidad de lucha contra el crimen que tiene la habilidad, mediante el uso de sabios extra-sensoriales llamados Pre-Cogs, de predecir y arrestar al homicida antes de que cometa el crimen.

El drama se presenta cuando John Anderton, jefe de la unidad, interpretado por Cruise, es identificado como futuro asesino y debe ingeniárselas para averiguar quién le está tendiendo una trampa, si es que de eso se trata.

Cruise explica que, del mismo modo que La Guerra de los Mundos (una alegoría de ciencia ficción sobre el colonialismo), o La Máquina del Tiempo (alegoría sobre la lucha de clases), Sentencia Previa utiliza la ciencia ficción para tratar de abordar, de manera indirecta, cuestiones del debate político actual.

Spielberg dice: "En este momento, la gente está dispuesta a ceder muchas de sus libertades para sentirse segura. Está dispuesta a darles poderes amplios al FBI y a la CIA para, como dice George Bush, erradicar a los individuos que son un peligro para nuestra forma de vida. Estoy del lado del presidente en esta instancia. Estoy dispuesto a ceder algunas libertades para impedir que se produzca otro 11 de setiembre. Pero la cuestión es: ¿dónde está el límite?, ¿cuánta libertad estamos dispuestos a ceder? De eso trata la película."

De hecho, los acelerados avances en la neurología y el mapa cerebral que podrían permitir predecir quién es más susceptible de llegar a cometer actos criminales agresivos, anti-sociales o incluso criminales, ya están haciendo que los científicos se debatan con cuestiones éticas que involucran el derecho, la medicina legal y las libertades civiles. "Es un área que recién está apareciendo en la discusión científica y legal", dijo Arthur Caplan, director del Centro de Bioética de la Universidad de Pensilvania. "Normalmente, critico bastante la forma en que Hollywood maneja los temas científicos, pero este filme parece llegar justo en el momento indicado".

-Pero, ¿el público joven, acostumbrado a técnicas de narración cada vez más rápidas y a explosiones cada vez más grandes, se sentará quieto a ver un thriller que incluye discusiones sobre predisposición genética y reflexiones sobre determinismo versus libre albedrío?

-Tendrán toda la acción y el misterio del argumento, si eso es lo que quieren -dice Spielberg-. Pero adentro hay otra gran historia sobre auto-determinación y predestinación. Y espero que le presten atención.

Tom Rothman, co-director de Fox, que distribuye Sentencia Previa, trae a colación Matrix, que también Spielberg y Cruise mencionan para explicar su confianza en que el público de películas taquilleras está dispuesto a ver una historia complicada y problemática.

Spielberg describe Sentencia Previa como su primera incursión en el film noir. Si bien el filme está ambientado en el futuro, para él, más que una película de ciencia ficción, es un misterio expresionista inspirado en la obra de directores como John Huston y Samuel Füller.

"Fueron películas que me encantaron, el estilo en blanco y negro con la luz y la sombra cruzadas, montones de escenas en la oscuridad, y un misterio muy difícil de desentrañar -dice Spielberg-. Es un género que nunca antes había hecho, y esta película me permitió ingresar en ese mundo, en un tipo de filme que, por alguna razón, ya no se hace".

También buscó una estética muy texturada, específicamente diseñada para que no se pareciera a ninguna de sus otras películas. "Me di la oportunidad de hacer algo que siempre quise, que es introducir en el realismo fotográfico del cine una especie de expresionismo abstracto", explica. En las escenas de los futuros asesinatos es donde resulta más evidente. Las visiones de los Pre-Cogs se ven en una pantalla de computadora del tamaño de una pared, como piezas de un rompecabezas, que el personaje de Cruise manipula.

"Decidimos someter la película a un proceso llamado ‘bleach bypass’, que básicamente saca todo el Tecnicolor de una cara y hace que parezca más pálida", dice Spielberg. "Lo que hace es quitar de la gente esos deliciosos tonos rosados y lava todo. Después filmamos algunas de las escenas con película de 800 ASA, que les da una superficie granosa y las hace más parecidas al film noir".

Spielberg confía en que los diferentes públicos -incluidos los jóvenes- que vayan a ver la película por las persecuciones de autos futuristas y mochilas propulsoras, no sólo tolerarán sino que se sentirán atraídos por los aspectos más provocadores del filme.

"La película avanza muy rápido, pero hay que prestar atención -agrega-. Porque como con cualquier misterio, se pueden disfrutar los aspectos visuales, pero también hay que prestar atención a la historia. Sentencia Previa no es solamente un paseo en montaña rusa en el que basta poner la barra de seguridad y bajarse cuando se acabó. Esta película cada tanto se detiene para que uno pueda bajar, mirar fijo a los personajes y escuchar lo que dicen".

Naturalmente, fueron Spielberg y Lucas quienes con su serie de Indiana Jones -que comenzó en 1981 con Los Cazadores del Arca Perdida- iniciaron la era de los éxitos de taquilla, especialmente en las películas de mucha acción destinadas al público joven.

"Francamente, creo que Tiburón no funcionaría tan bien ahora como en 1975 porque la gente no esperaría tanto para ver el tiburón. O diría, pasa demasiado tiempo entre el primer ataque y el segundo. Lo cual es terrible. Ahora tenemos un público que ya no nos tiene paciencia". Spielberg sonríe, se encoge de hombros y agrega: "Tipos como yo le enseñamos al público a ser impaciente con tipos como yo".




© FOTOGRAMA.com